Con una misa a cargo del Padre Pepe Di Paola, acompañado por el premio Nobel de la Paz, A. Pérez Esquivel, vecino de Beccar, el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis y el diputado nacional, Leonardo Grosso, se pedirá Justicia por los jovencitos, Franco Almirón y Mauricio Ramos, asesinados por la policía provincial, y por Joaquín Romero, sobreviviente del hecho, conocido como la Masacre de La Cárcova.

 A seis años de la Masacre de La Carcova –cuando fueron asesinados por la policía provincial los jóvenes Franco Almirón y Mauricio Ramos, y sobrevivió Joaquín Romero, en el barrio JL Suárez- organizaciones de la sociedad civil, políticas y religiosas de San Martín, marcharán desde la estación JL Suárez hasta la comisaría 4ta. del distrito de San Martín.

Participarán el Padre Pepe Di Paola, párroco en JL Suárez y coordinador de la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), que dará una misa por los jóvenes, el premio Nobel de la Paz, A. Pérez Esquivel, vecino de Beccar, el intendente Katopodis y el diputado nacional, Leonardo Grosso.

Según informaron los organizadores, a las 17.30 habrá una concentración en la Estación Suárez; luego  marcharán hasta el lugar donde mataron a los chicos y plantarán un Olivo por la paz; luego seguirán  hacía la Comisaría 4ta, donde denunciarán la responsabilidad de las fuerzas represivas en este hecho y pedirán que no se baje la edad de imputabilidad.

La agencia nacional de informaciones jurídicas, Infojus, informó que los jovencitos Mauricio y Franco fueron asesinados el 3-2-2011. En 2014 uno de los policías, acusado del doble homicidio, fue absuelto. Otro compañero resultó condenado a 7 años de prisión por intentar matar al único sobreviviente. La Cámara bonaerense revirtió el fallo de primera instancia.

Los organizadores de la marcha, además, destacaron que Franco y Mauricio “eran “quemeros” que subsistían del reciclaje y recuperación de los residuos del CEAMSE. Trabajadores de la economía popular, como los vendedores callejeros, manteros, feriantes y campesinos, un sector sin derechos al que se lo reprime cuando intenta trabajar”.

GC

Anuncios