La Sala IV de Casación Penal confirmó la condena a 3 años de prisión en suspenso para la diputada del Mercosur, Milagro Sala. Con la complicidad del gobernador jujeño, Gerardo Morales, la referente de la organización social Tupac Amaru, fue encarcelada por razones políticas. Los jueces de la sala que confirmó el fallo son, Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Juan Carlos Germigniani, los mismos que dictaron la “falta de mérito” de Carlos Pedro Blaquier, sobre su responsabilidad en la última dictadura cívico-militar.

Las abogadas defensoras, Elizabeth Gómez Alcorta y Paula Álvarez Carreras -defensoras de Milagro Sala y Graciela López- plantearon durante más de tres horas, en detalle, cada una de las arbitrariedades de la sentencia que firmaron los jueces Mario Juárez Almaraz, María Alejandra Cataldi y Federico Santiago Díaz, contra las mujeres.

El fiscal, Javier De Luca, asimismo, solicitó la absolución de las condenadas y denunció al principal testigo de cargo contra Milagro Sala, Rene “Cochinillo” Arellano, al que se vio paseando por los pasillos de la Casa de Gobierno de Jujuy cuando la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se reunió con Morales, por el caso.

Con la complicidad del actual gobernador jujeño, Gerardo Morales, la referente de la organización social Tupac Amaru, fue encarcelada por razones políticas, pero la Sala IV de Casación Penal, lejos de hacer justicia, confirmó la condena a 3 años de prisión en suspenso para la mujer, que además es diputada electa del Mercosur.

Los jueces que integran la sala que confirmó el fallo son, Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Juan Carlos Germigniani, los mismos que dictaron la “falta de mérito” de Carlos Pedro Blaquier, sobre su responsabilidad en la última dictadura cívico-militar. Así lo informó el colectivo de abogados de derechos humanos Mario Boch.

Los controvertidos jueces, además, revocaron la prescripción del delito de amenazas, tal como solicitó el actual gobernador Morales, informaron también. La defensa de las dirigentes sociales recurrirá este fallo que calificaron como “vergonzoso y arbitrario” ante la Corte Suprema de Justicia de La Nación.

Los jueces de la Sala IV de Casación “omitieron de forma absolutamente deliberada y arbitraria contestar los principales planteos de la defensa”, expresaron las letradas y revelaron que “en relación a la revocación de la prescripción del delito de amenazas que pidió Morales, los jueces mintieron al plantear como argumento para dar lugar a la solicitud que “Milagro fue intimada en la declaración indagatoria por esos hechos”.

“Es tan arbitrario el fallo, que respecto a Graciela López, la propia sentencia reconoce que ella no ejecutó ninguno de los daños por los cuales la condenaron. Es decir, la Sala IV crea una nueva forma de autoría porque plantea que con su sola presencia impuso confianza en los que ejecutaron el hecho” explicaron las letradas.

Luego agregaron: “Ninguno de los testigos que prestaron declaración en la audiencia dijo que Graciela López fue autora de alguno de los daños. Todos plantearon que discutió con Morales, no otra cosa. Y también mienten a la hora de fundar la sentencia y asegurar que Graciela López dirigía las acciones a través de su celular”.

En cuanto a Milagro Sala, las defensoras explicaron que “más allá que los jueces intentaron plantear que Arellano no fue la única prueba de cargo, en la propia sentencia reconocen que solo cuentan con el testimonio de Cochinillo. No se trató ni uno sólo de los planteos relacionados a las falsedades que presentamos y que probamos tanto en el juicio oral en diciembre como en la audiencia del pasado 1 de junio”.

Las  abogadas calificaron el fallo de Cámara como “arbitrario”. Asimismo sostuvieron que los jueces tampoco explicaron como Sala “determinó a Graciela López a participar de los hechos (…) porque ni dando por probados los dichos de Arellano hubo en la sentencia del Tribunal Oral Federal de Jujuy ni en la de Casación una sola razón para explicar de qué modo Milagro Sala instigó y determinó a López”.

Para finalizar, los abogados explicaron: “en nuestro sistema jurídico solo se responsabiliza penalmente por actos, por acciones, por hechos. Nos regimos por un derecho penal de acto. Y después de leer las 90 páginas de esta sentencia de casación seguimos sin saber aun exactamente de qué hecho participó cada una de las personas que fueron condenadas. Qué se le reprocha a cada uno, de qué se los acusa a cada uno”.

 La Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte repudió la polémica sentencia y expresó: “Que vergüenza produce comprobar que tantos integrantes de las máximas instancias de la justicia penal al mismo tiempo que son genuflexos frente a los Blaquier, Magnetto, Mitre y otros miembros del poder fáctico de siempre, son implacables con los humildes que se plantan frente a esos miserables patrones de estancia haciendo efectivos los derechos que la constitución consagra”.

 El colectivo Mario Bosch, por su parte, denunció “la complicidad de esa Sala con el gobierno provincial de Gerardo Morales , recordando que estos mismos magistrados le garantizaron la impunidad a Carlos Pedro Blaquier, con el fallo que declarara su falta de mérito, por la desaparición  de trabajadores del Ingenio Ledesma y de varios referentes sociales en la llamada Noche del Apagón”.

 

Anuncios