El intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, visitó el viernes la empresa Emery –en la localidad de Villa Lynch- que desde hace más de 15 años fabrica las tradicionales galletitas dulces Terepín. Allí dialogó con los empresarios y trabajadores sobre la difícil situación que atraviesa el sector por el tarifazo en servicios públicos que promovió el gobierno nacional, la apertura de importaciones y la falta de una política de industria nacional que fortalezca al sector.

“Nuestra responsabilidad es acompañarlos en todas las gestiones y reclamarle al gobierno nacional políticas y medidas que cuiden a las PyMES, que representan el 80% del empleo en la Argentina y lo mejor de la industria nacional”, explicó el intendente de San Martín durante una recorrida por la fábrica Emery.

La firma está en la localidad de Villa Lynch -un polo industrial en el distrito- desde hace más de 15 años, donde produce las tradicionales galletitas Terepín. Tiene alrededor de un centenar de empleados. Katopodis estuvo con los subsecretarios de Producción y Desarrollo Económico, Alejandro Tsolis, y de Gobierno, Marcos Vilaplana.

Sobre las vicisitudes que atraviesa el sector, por la falta de una política clara del gobierno nacional, el intendente destacó: “Esta es una empresa importante con más de 100 empleados, que atraviesa la misma situación que muchísimas PyMEs de San Martín afectadas por el aumento de las tarifas y los costos de un mercado que se fue achicando”.

La recorrida, se informó, se enmarca en las visitas a empresas que realiza el intendente,  dentro del Programa Municipal de Desarrollo Económico Territorial (DET), con herramientas para facilitar, fortalecer y potenciar los sistemas de asistencia a empresas, mejorar la competitividad, promover el desarrollo industrial y generar empleo.

“El gobierno habla de una economía que se reactiva, pero cuando recorremos PyMES y comercios minoristas, vemos trabajadores que la  pasan muy mal” reveló Katopodis, preocupado en tanto San Martín es el distrito de la región con mayor potencial industrial, y ha sentido el cimbronazo propinado por el gobierno nacional al sector.

 

Anuncios