La patronal de PepsiCo, que había denunciado a los trabajadores por la permanencia en la planta de la localidad de Florida, partido de Vicente López, finalmente le solicitó el desalojo a la fiscalía, que se expidió a favor del pedido. La medida debe ser ratificada por la jueza, Andrea Rodríguez Mentasty, a cargo del Juzgado de Garantías N°3 de San Isidro. El lunes, a las 11, los trabajadores marcharán a los tribunales para expresarse contra el desalojo y reclamar garantías contra la represión.

Como era de esperarse, la firma Pepsico de Florida, que despidió trabajadores en una decisión poco clara, ya que estos aseguran que la planta producía sin problemas, pidió el desalojo contra los trabajadores, que custodiaban pacíficamente los medios de producción para evitar el vaciamiento. El pedido fue aceptado por el fiscal de la causa.

“Esto lo hacen en momentos en que cierran el expediente fraudulento del Procedimiento Preventivo de Crisis para redoblar la presión contra los trabajadores, para que firmemos “acuerdos voluntarios” de retiro o directamente despedir a los que no lo hicimos” expresó la Comisión interna de la planta en un comunicado de prensa.

La decisión de la firma sobre el desalojo tomó estado público anoche. El referente del Partido obrero, Gustavo Decoppet, vecino del distrito, lo anunció en su cuenta de Facebook. Posteriormente se difundió en redes sociales digitales y medios de comunicación, con la invitación a una asamblea que se lleva a cabo en este momento (sábado 8 aproximadamente a las 14,30).

Los trabajadores de Pepsico calificaron el pedido de desalojo como “temerario” cuestionaron la legalidad de la empresa y recordaron que “está (…) denunciada por lock out ofensivo, vaciamiento y discriminación”. Ahora resta esperar la decisión del Juzgado de Garantías N°3 de San Isidro, a cargo de la jueza Andrea Rodríguez Mentasty

Desde lo gremial, los trabajadores manifestaron que “no abandonaremos la lucha por amenazas represivas ya que reclamamos nuestros puestos de trabajo, destruídos ilegalmente”. Asimismo, llamaron “a la solidaridad de todos los trabajadores, gremios,  organismos de DDHH, Legisladores y organizaciones políticas y estudiantiles (…)”.

En esta línea, convocaron a la marcha este lunes 10, a las 11, al Juzgado de Garantías  Garantías N°3 en Ituzaingó 340 en los tribunales de San Isidro. Los trabajadores exhortaron a “estar alertas y movilizados para impedir una resolución violenta y represiva a una lucha por el derecho elemental de poder alimentar a nuestras familias a partir de nuestro trabajo”.                                                                                                                                                                                                                                                                          Gustavo Camps

Anuncios