La Agrupación de Vecinos de Vicente López y la Asociación Civil Pro Vicente López organizaron un debate con precandidatos sin representación en el Concejo Deliberante en el marco de las elecciones primarias de este domingo. Estuvieron los espacios nacionales Frente de Izquierda y los trabajadores (FIT), Frente Socialista y Popular, Vamos-Patria Grande, y los vecinalistas Vivilo y Todos Vecinos. Al concluir los organizadores exhortaron a las fuerzas a unirse, para asegurarse escaños en  el Deliberativo, en elecciones futuras.

Como es tradicional, las entidades vecinales, Agrupación de Vecinos de Vicente López (AVVL), y, Asociación Civil Pro Vicente López, erigieron un espacio de debate con precandidatos a las EPAOS (PASO a nivel nacional), pero este año focalizaron su atención en las fuerzas que no tienen representación en el Deliberativo.

Participaron los precandidatos Erica Porris, de Vamos-Patria Grande; Federico Decoppet, del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT); Fabián Becerra, del Frente Socialista y Popular (FSP); y los vecinalistas, Marta Tello, de Vecinos Independientes (Vivilo); y Arnaldo Bresciani, de Todos Vecinos. Fue en la asociación Pablo Tissera.

Víctor Bardeci, referente de la AVVL, destacó que se tocaban temas “estrictamente vecinales” y explicó la dinámica del debate: de entrada la presentación personal y temas generales propuestos; luego un lapso para responder preguntas especificas de los organizadores y al final tiempo para preguntas de la vecindad.

Al final, los organizadores, en la voz de Bardeci, sorprendieron a los cinco precandidatos con una iniciativa original: les propusieron que para las próximas elecciones (2019), armaran un frente para asegurarse representación en el Concejo (ver aparte), en tanto, con sus matices, todos esbozaban un panorama similar sobre los problemas del distrito.

Debate y propuestas

 De acuerdo con lo acordado con las fuerzas políticas abrió las opiniones Decoppet (FIT) y criticó la adhesión de la intendencia a la ley de “Emergencia en infraestructura” edilicia decretada por Provincia en 2016 y explicó que “en nombre de la emergencia eluden cualquier tipo de control y manejo de los fondos públicos”.

En 2016, el oficialismo adhirió a la media provincial y decretó la emergencia en el municipio, lo que le permite al intendente contratar obras sin licitación pública, ni publicación en el Boletín Oficial, así como incluir firmas no inscriptas en el Registro de Licitaciones y rescindir o prorrogar contrataciones en curso.

Becerra (FSP) criticó “la falta de transparencia y de acceso a la información de la gestión”. El precandidato sostuvo que el “distrito padece exceso de edificios de altura”; explicó que su fuerza busca “motorizar la participación vecinal” y “motivar a los vecinos” pues “eso generará transparencia”.   

 Bresciani, médico del hospital municipal desde hace 36 años, según informó, habló de su cortísima experiencia en la secretaria de Salud, de la actual administración, reveló que se retiró por desacuerdos con el giro de la gestión, y destacó que los miembros de su lista son vecinos que se conocen, entre si, desde hace muchos años.

Porris (Vamos-Patria Grande) enumeró proyectos que su fuerza presentó al Concejo -Urbanización del barrio Las Flores; Hogar abrigo para víctimas de violencia de género y un pedido de informes sobre uso del presupuesto para género- y el cuerpo no los trató, por lo cual criticó las practicas de “cajonear proyectos o dejar la sesión sin quórum”.

También detalló proyectos a presentar, como: creación de una inmobiliaria municipal y un banco de garantías, para contrarrestar la especulación en los alquileres; defensa del empleo y sustentabilidad del territorio. Luego la joven precandidata evaluó: “la composición del Concejo, tal como está actualmente, necesita renovación”.

Tello (Vivilo) luego destacó que su espacio “no tiene postura política nacional, nos interesa la ciudad” y criticó la obsolescencia de la infraestructura municipal general, y en particular “el estado del sistema cloacal”; ponderó “las profesiones” de sus compañeros de lista y evaluó que esta ofrece la oportunidad “de volver a las bases, a la sociedad”.

Tras las presentaciones y las definiciones generales, los organizadores quisieron saber primero, cuál de las comisiones del Deliberativo elegirían los precandidatos de acceder a una banca de concejal; y luego le preguntaron a cada uno de ellos, en particular, por un tema municipal específico:

Tello eligió la comisión de Obras Públicas y la de Género, y entre sus proyectos, algo que antes no había definido, enumeró: alumbrado público; fortalecer la red del unidades de atención primaria de la salud (UAPS); fomentar los centros comerciales a cielo abierto; y  premios a empresas que creen empleo.

Porris luego puso el acento en la comisión de Mujer, Niñez y Familia –ella prefirió llamarla “de Género”- para auscultar la marcha del Centro Municipal de la Mujer, donde según reveló, la cantidad de profesionales para atender a las mujeres víctimas de violencia  bajó de 35 a 8  de un tiempo a esta parte.

Bresciani no se ubicó en una comisión en particular pero definió temas prioritarios: salud, educación, justicia y seguridad. Becerra tampoco definió una comisión pero postuló la importancia de los clubes de barrio, su aporte a la generación de vínculos sociales y criticó los tarifazos promovidos por el gobierno nacional “que los ahogan”.

Decoppet no definió una comisión pero propuso que el Deliberativo revea las contrataciones del Ejecutivo; criticó las excepciones al Código de Ordenamiento Urbano, una política que fomenta la intendencia –“este año ya hubo 49 excepciones” reveló-   y propuso “la organización popular” para controlar y evaluar la marcha del Concejo.

Los organizadores le preguntaron a Bresciani si tenía proyectos para evitar la corrupción en el ámbito del Ejecutivo y propuso un “Auditor para inspección general” elegido por concurso público; a Tello le preguntaron sobre la cuestión urbanística y propuso la instauración de audiencias públicas

A Porris, luego, le preguntaron sobre transparencia y participación ciudadana y propuso que el Deliberativo haga públicos los proyectos que ingresan los interesados, también criticó que el Ejecutivo no realice todos los proyectos que aprueban los vecinos en los Foros de Participación Ciudadana (caso Paseo García Lorca, en Puente Saavedra).

A Decoppet le preguntaron sobre las defensorías del pueblo y de consumidores y criticó la falta de autonomía de ambos organismos y propuso el “control popular” de las áreas de la intendencia; Becerra, por último, contestó  sobre conectividad este-oeste, y criticó el Metrobus pues “parte la comunicación este-oeste por la prohibición de giros” evaluó.

Gustavo Camps

Anuncios