El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, y el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman, visitaron la Reserva Ecológica Municipal, conocida como Parque Natural Ribera Norte, un predio de 50 hectáreas a orillas del rio de la Plata que permite conocer la flora y fauna autóctona de la región.

“Este es uno de los últimos enclaves naturales que sobreviven a la mano del hombre. El parque se preserva tal como lo diseñó la naturaleza y acá se puede conocer cómo era la ribera en sus orígenes. Por eso debemos cuidarlo y preservarlo para las futuras generaciones”, señaló el intendente Posse sobre el Parque Natural Ribera Norte.

Lo escuchaba, a su lado, Sergio Bergman, ministro de Ambiente nacional, que expresó: “Esta reserva es fantástica. Se tuvo la visión estratégica de darle preservación y cuidado ambiental, algo que hoy no tiene precio. Por eso tenemos la obligación de multiplicarlo, y transferirlo para que otros Municipios tomen el ejemplo de este distrito”.

Durante la visita, de la que también participó el concejal, Andrés Rolón, precandidato local por Cambiemos, a las EPAOS del domingo, los funcionarios recorrieron el camino de 1.200m. que atraviesa el predio y permite observar la costa, la laguna y un mirador. También dialogaron con los guardaparques, guías y autoridades de la reserva.

La directora de Ecología y Conservación de la Biodiversidad de la Municipalidad de San Isidro, Bárbara Gasparri, destacó el trabajo del cuerpo de guardaparques en la restauración del predio y la educación ambiental, como así también en el centro de rescate de fauna, y el vivero de plantas nativas.

De acuerdo con la información municipal, en la reserva hay más de 320 especies de plantas, 40 de peces, 12 de anfibios, 14 de reptiles, más de 230 de aves y 13 de mamíferos. “Es un espacio que no sólo lo disfrutan los vecinos de San Isidro, sino que vienen personas de todo el país” destacó Gasparri.

El naturalista Ricardo Barbetti fue uno de pioneros indiscutidos del espacio. El edil Rolón recordó que “hace más de 25 años, durante la gestión del intendente Melchor Posse, una ordenanza del Concejo Deliberante declaró a la reserva como área conservada a perpetuidad con dos fines: preservar la biodiversidad del lugar, y educar”.

A lo largo del año, se realizan talleres de cultivo de plantas nativas, actividades de arte con materiales reciclables, iniciación a la observación de aves, jornadas de voluntariado ambiental, capacitaciones para guardaparques, visitas guiadas, limpieza del lago, rescate y liberaciones de fauna en San Isidro.

Anuncios