Quedó inaugurada en la Casas de las Culturas la muestra, Astillero, de los artistas locales Gonzalo Beccar Varela, Lorena Caceffo, Santiago Fredes, Florencia Giacometti, Verónica Kaplansky, María Maggiori, Alfonso Piantini y Catalina Scoppa. Fueron seleccionados, entre 30 postulantes, por el Proyecto Yungas, una beca de capitales públicos y privados, que capacita a los artistas en etapa de formación, durante siete meses, para realizar la exhibición, con la guía del director de Yungas, el fotógrafo, Raúl Flores.

Yungas es una plataforma de educación informal, para artistas, que anualmente se realiza en una ciudad, mediante una convocatoria abierta. Está solventada con recursos públicos y privados. Un jurado local elige a los artistas, en etapa de formación, y el fotógrafo, Raúl Flores, director de la plataforma, los tutorea durante siete meses para que expongan.

En Tigre, con apoyo de la Intendencia local, fueron elegidos entre 30 postulantes (en orden alfabético): Gonzalo Beccar Varela, Lorena Caceffo, Santiago Fredes, Florencia Giacometti, Verónica Kaplansky, María Maggiori, Alfonso Piantini y Catalina Scoppa. El sábado último inauguraron la muestra, Astillero, en la Casa de las Culturas.

Los jóvenes artistas, relato Flores, se reunieron regularmente con él y con diferentes invitados del medio artístico –“artistas, galeristas, coleccionistas, que les acercan otras voces sobre las obras” enumeró Flores- para discutir estrategias sobre cómo insertarse en el mercado, así como aprender a terminar y dejar lista la obra para la muestra.

“No hubo un eje temático; solo un recorte generacional, que en cierta manera es natural, porque los artistas en formación van de los 25 a los 35 años” le dijo Flores a Prensa Libre sobre la muestra y los artistas y agregó: “sí se puede decir que son de una generación claramente posinternet, algo que se puede rastrear en las obras”.  

 Entre el público, en gran mayoría jóvenes –disfrutaron de la puesta musical bailable Puro Vinilo, de Agustín González Goytía-  se destaca la figura del artista sanfernandino, Enrique Burone Risso. Ha sido maestro de Fredes en la universidad nacional de arte UNA. Aquí observa con interés, escucha preguntas y comentarios. Responde.

Astillero

“No hay tema, por eso es una muestra difícil de articular” explica el curador Flores. Lo cierto es que desde el título, una actividad característica de la zona, hasta motivos como el Río de la Plata, los sauces, el edificio de una fábrica que ya no existe, la madera; todo indica que es difícil sustraerse al contexto. Y una regularidad: el blanco y negro.

Tigre proyecto Yungas en la Casa de las Culturas lona en el río
Arroyo nuevo fulminante, obra de Catalina Scoppa

Arroyo nuevo fulminante se llama la obra de Catalina Scoppa, hecha en grafito sobre lienzo sumergido en el río, y sobre el lienzo de gran formato se pueden ver las imágenes de objetos que, sin duda esconde el río, de visitantes y lugareños: una brújula, un paquete de caramelos Sugus, un anillo, la figura de Mickey, un pasaporte.

Dos obras de mediano formato, en esmalte sintético sobre lona vinílica, una sín título (165cm x 100cm), y la otra llamada, En busca de Itaca (135cm x 185cm), son las creaciones de Piantini. Ambas vuelven a exteriorizar huellas que remiten a la región: nubes nítidas, un río, arboles, naturaleza.

Millones de líneas sobre un papel de gran tamaño –114h/La mecánica del gesto es el título de la obra de María Maggiori-; energía para dibujar hasta el agotamiento.  Breve Historia Natural del Río de la Plata se llama la obra de Verónica Kaplansky. El título lo dice todo. Una vitrina muestra objetos, un cuaderno, fauna antediluviana tal vez.

Tigre proyecto Yungas en la Casa de las Culturas maderas culpables
Las “maderas culpables” en la perfomance de Florencia Giacometti

La perfomance y el video de, Florencia Giacometti, ponen al público frente al material característico de la zona: la madera. Las imágenes muestran su producción. Dos sillones permiten sentarse para observar, leer, escuchar. Maderas rotas, la artista propone “muebles que cargan soledad”, y más, con escritura cursiva y clara.

Santiago Fredes relata la historia del italiano, Piero Dusio (1899-1975), fabricante de los autos Autoar a mediados del s. XX, en tres acrílicos sobre tela, de mediano formato. En uno (100cm x 100cm) Perón y Evita reciben al Dusio; en otro (100cm x 100cm) se ve una competición y un vuelco; en el tercero un edificio fabril –Brown 347- que ya no existe.

Tigre Yungas el artista plástico Santiago Fredes
La ex fábrica de Autoar que revivió Fredes

Lorena Caceffo ofrece otra perfomance. Acción es una obra procesual, que desarrolló desde el 2/8 hasta el 6/8, con ramas de sauce recolectadas en podas, ordenadas, en racimos, naturales, de ramitas y troncos marrones delgados. La recolección le llevó entre uno y dos años, relata la artista a un espectador interesado.

Beccar Varela trabajó latex, maderas y vinilo. En un rincón de la casa, cualquier casa, nacieron líneas que pretenden fragmentar el espacio-tiempo, destacar un lapso. Y hay un cilindro que al mirar en su interior nos devuelve una imagen, como espejo. La imagen del interior dice mucho, toda una metáfora sobre la vida.

El montaje de la exhibición, en las dos plantas de la histórica casa Villa Carmen, reciclada en 2015 como centro de artes por el municipio, fue tarea grupal de los artistas.  “Fue una decisión colectiva –señaló Flores- se evitó hacer como en los salones nacionales, donde el artista tiene un espacio mínimo. Acá cada uno tomó lo que necesitaba”.

Astillero, del proyecto Yungas, se puede visitar hasta el domingo 3 de setiembre, de miércoles a viernes de 10 a 18, y los sábados, domingos y feriados de 13 a 18. El lugar, la Casa de las Culturas, de Tigre, está en Mitre 370, frente a la estación Fluvial, en Tigre centro. La entrada es libre y gratuita.

Gustavo Camps

 

Anuncios