Tres hombres jóvenes armados se llevaron dinero, y bolsos con reconocimientos y condecoraciones, del Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, que el vecino de San Isidro tenía preparados para llevar a la Casa de los Premios Nobel, en la CABA. La Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA) se solidarizó con el reconocido militante por la paz en el mundo. La familia exigió a las autoridades gubernamentales que investiguen lo ocurrido.

Vestidos “correctamente”, jóvenes, de 30 años aproximadamente, pelo corto y guantes. Tres hombres armados asaltaron la casa del Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, redujeron a su mujer, a un nieto, y se llevaron algún dinero pero también gran cantidad de reconocimientos y condecoraciones de titular del Servicio de Paz y Justicia.

Los símbólicos objetos iban a ser entregados a La Casa de los Premios Nobel Latinoamericanos, creada en 2014 en la ciudad Autónoma de Buenos Aires, a cargo de la Universidad de Buenos Aires. Una de las entidades promotoras del lugar (situado en México 479, CABA), justamente es la Fundación Servicio de Paz y Justicia.

El golpe llamó la atención de los organismos de derechos humanos -que prontamente difundieron lo ocurrido el jueves- por el aspecto de los atacantes, pero también por la frialdad y la amenaza sugerida que solo profesionales de la violencia son capaces de desplegar: no hubo golpes, los ataron y todo ocurrió en menos de una hora.

Otro punto que llama la atención es que los agresores no estaban por azar sino que esperaron, según difundieron fuentes enteradas, a que alguien salga de la casa de Pérez Esquivel (el nieto fue el primer maniatado) y así poder violar la morada. Por último, no pasó inadvertido que en el lapso de un año, es el segundo hecho que sufre la familia.

La Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (UTPBA) manifestó su solidaridad con Pérez Esquivel y su preocupación “dado que este es el segundo asalto que padece el Premio Nobel de la Paz en los últimos doce meses”, en un comunicado de prensa. Pérez Esquivel es querellante en la causa por la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

La UTPBA informó que en una comunicación, la familia del referente de los derechos humanos exigió “a las autoridades Provinciales del Poder Judicial y del Poder Ejecutivo que investiguen lo ocurrido para evitar que vuelva a suceder. Esperamos que esto se pueda esclarecer lo más rápido posible”.

Tras lo ocurrido se informó que la policía provincial asigno una custodia para la casa del Premio Nobel, en el partido de San Isidro. También trascendió que se analizarían las cámaras de seguridad de la zona. La familia agradeció las muestras de solidaridad al conocerse los hechos. La causa está a cargo del fiscal, Claudio Scapolán.

Anuncios