De acuerdo al primer relevamiento del Centro de Procesamiento de Datos de la Defensoría del Pueblo de Vicente López, a las 13,30, tras la recepción del 84% de las planillas recolectoras relevadas en los establecimientos de votación del distrito, se informó que la jornada electoral se está desarrollando con total normalidad. La defensoría controla lo relativo al acceso al voto: Cuarto Oscuro Accesible, presencia del Delegado Electoral, cartelería informativa, entre otros

“De acuerdo a lo que nos informan nuestros observadores la jornada electoral en Vicente López continúa desarrollándose con normalidad” difundió la Defensoría del Pueblo local, en relación a la primera parte de su control sobre los establecimientos del distrito, concuida alrededor de las 13,30.

La Defensoría aclaró que la recorrida por los establecimientos continuará por la tarde. “También estaremos relevando el momento de cierre de los establecimientos de votación, oportunidad en la que verificaremos que todos los ciudadanos/as hayan ejercido su derecho al voto”, informó la Defensora local, María Celeste Vouilloud.

Dos voluntarias del Observatorio de la Defensoría del Pueblo El Delegado Electoral del colegio Pedro Poveda en Vicente López
El Delegado Electoral del Instituto Pedro Poveda, Daniel Seita

Según se informó, los datos completos se presentarán “ cuando se procese el total de las planillas, y se genere el informe completo con las conclusiones correspondientes a la Tercera Edición del Observatorio 2017”. El informe será difundido y notificado a las autoridades electorales, diputados, senadores, ejecutivo local y concejales.

No es colegio para viejos

 Parafraseando el recordado libro del norteamericano, Cormac McCarthy, se podría decir que a diferencia de los colegios observados más arriba en Vicente López, en San Fernando la situación no es de las mejores, al menos en un colegio céntrico de Victoria donde vota la mayoría de los cabeza de lista del distrito y el intendente local.

En el Instituto Don Orione, de Victoria, no había delegado electoral, ni cuarto oscuro accesible COA, tampoco cartelería y ni siquiera una simple plataforma, de las que tiene cualquier edificio público, en la entrada, para personas discapacitadas o imposibilitadas. Los datos, a la vista, los confirmó también personal de la rectoría del colegio.

Una vecina, bastón en mano, trepa las escaleras del Don Orione, en Victoria.
Una vecina, bastón en mano, trepa las escaleras del Don Orione, en Victoria.

Pero además, se podía ver como  los y las ciudadanas imposibilitadas, entrados en años, bastón en mano trepaban como podían las escaleras para emitir su voto en el primer piso (ver foto). A veces al bajar pedían sillas para descansar después del duro trance. Solo se salvaron del calvario los que fueron acompañados.

De norte a norte trató de encontrar algún responsable, alrededor del mediodía, y solo pudo hablar con la rectora del establecimiento, que en la puerta de su oficina, en planta baja, confirmó la inexistencia de delegado. Luego probó por la tarde y la situación era la misma. El Don Orione no es colegio para viejos, evidentemente.

Gustavo Camps

Anuncios