Por Andrés Pavón

13100963_1704269713183702_1596743082176753052_n

 ¿Hacia dónde va el peronismo? otra columna de, Andrés Pavón, militante peronista de San Martín, que interpela a su espacio luego de la derrota electoral ¿Hay que buscar buenos y malos dentro del peronismo? “¿Metodológicos vs. Ideólogos?…¿Cerrados, egoístas, personalistas vs. eclécticos y abiertos al diálogo? Hay dos  grandes mesas, donde se encuentran diversos y cambiantes comensales” lanza Pavón.

En, Separate Tables (1959), del dramaturgo Terence Rottigam, éxito teatral en las salas de Nueva York, refiere Gabriel Almond que el autor recurre a la metáfora de unos clientes solitarios sentados en el comedor de un hotel de segunda clase, todos en mesas separadas, para ilustrar la soledad humana.

Ayer acepté la invitación a una “mesa separada”, y (antes de entrar) me paré en la esquina a saludar a los compañeros que iban llegando. Algunos seguían derecho y otros se quedaban a la mesa donde yo iba. Eran viejos militantes, nuevos militantes, históricos, recientes, mujeres, hombres. Pero todos peronistas.

¿Metodológicos vs. Ideólogos?…¿Cerrados, egoístas, personalistas vs. eclécticos y abiertos al diálogo? Hay dos  grandes mesas, donde se encuentran diversos y cambiantes comensales. Estas mesas están  bien iluminadas, a la vista, donde estamos todos invitados. La pregunta es: ¿Hay mesas oscuras, pequeñas, donde egoístas, personalistas, oportunistas, nos confeccionan y “cocinan” el menú?

Sabe la cúpula, los militantes, el pueblo trabajador, que este momento “histórico” debe apreciarse, estudiarse, explicar el acontecer político, en términos de “lucha de clases” y así poder definir una estrategia “metodológica-ideológica” contra el gobierno. Y apresurar el paso del neoliberalismo al peronismo. El peronismo, no es una escalera para llegar al poder.

El peronismo es la ideología y el PJ la metodología e instrumento para cambiar la realidad. Con políticas públicas consistentes, eficaces. constructivas y coherentes, fuerte mercado interno (buenos salarios). Pero es indispensable conseguir el respaldo de un electorado virtuoso y popular. Transformar las ilusiones en prácticas democráticas. El peronismo debemos degustarlo en una sola y gran mesa. Que así sea. Gracias.

Anuncios