Sindicatos de las dos centrales de trabajadores del sector privado y estatal, la CGT Zona Norte y la CTA, y movimientos sociales de la región, convocaron a la marcha de mañana miércoles, al Congreso Nacional, para manifestarse en contra de las políticas de ajuste que pilotea el gobierno nacional. En la fecha se intentará tratar el proyecto de Reforma Previsional que afecta a los jubilados. Los maestros de SUTEBA pararán por 24 horas.

La conferencia de prensa se realizó hoy martes ante una mesa con los referentes de los trabajadores y representantes de gráficos, judiciales, UPCN, Ferroviarios, Bancarios, maestros estatales de SUTEBA –que anunciaron que mañana miércoles 29 hacen paro directamente- Farmacia, Guardavidas y Visitadores médicos, entre otros.

Las filiales regionales de los sindicatos privados y públicos  de la CGT Zona norte, la CTA de los Trabajadores y la CTA autónoma, y los cooperativistas de la CTEP anunciaron su adhesión a la marcha y movilización al Congreso de la Nación para manifestarse contra las políticas de ajuste del gobierno nacional que afectan al sector.

Conferencia de prensa en farmacia Graña
Graña, de Bancarios, anuncia la adhesión de su sindicato

Fue en la sede gremial de Farmacia, en el centro de San Isidro, y estuvieron, entre otros: José Luis Casares, de CGT Zona Norte; Hugo Russo de Judiciales y la CTA,  Fabián Alesasandrini, de ATE y CTA; Luis Graña, de Bancarios; Mónica Monteiro y Julio Ceresa, de SUTEBA; Ricardo Lovaglio, de la Unión Ferroviaria; y Marcela Cortiellas, de UPCN.

Juan Grabois, de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), estuvo ausente con aviso –está en Bariloche por el asesinato del joven mapuche, Rafael Nahuel, por balas de la Prefectura-  pero la referente, Cristina Vallejos, confirmó durante la conferencia de prensa que el movimiento social irá al Congreso también.

La marcha

La manifestación está programada para mañana a partir de mediodía, con un acto central a las 15, en la Plaza de los dos Congresos, en Callao y Rivadavia. Lo más novedoso de la convocatoria es, sin duda, que no presenta grietas, incluso el moyanismo que se mostraba dialoguista con el gobierno, convocó para mañana.

Es evidente que la marcha también implica el rechazo de las bases sindicales a la decisión de la jerarquía de la CGT de aceptar la reforma laboral. Los trabajadores organizados, más allá de lo que le convenga a la conducción central, demostrarán su insatisfacción y no solo mañana, dejaron en claro en la conferencia de prensa.

Hugo Russo
Mónica Monteiro, Casares, Russo y Alessandrini

“Todo lo que plantean es en detrimento, no hay un soplo punto a favor de los trabajadores” evaluó el bancario Graña, sobre las reformas del gobierno contra derechos laborales y previsionales, supuestamente, para bajar la inflación y mejorar la economía que a dos años de gobierno no despega, pese a los anuncios.

Para el docente privado Casares “la proporción de juicios laborales no es lo que perjudica a las empresas; con las leyes laborales actuales se aumentaron las fuentes de trabajo y se reabrieron empresas durante los diez años anteriores. Lo que quiere la reforma es abaratar los salarios, lo demás es mentira”.    

 Judiciales

Hugo Russo
Hugo Russo, de la AJB judiciales bonaerenses

Russo, de la AJB de judiciales, destacó que “en el Poder Judicial hace falta presupuesto, hay vacantes sin cubrir, varios juzgados sin abrir, la Justicia es lenta, pero todo esto tiene que ver con la desidia del Poder Ejecutivo que no manda las partidas presupuestarias necesarias. Nosotros estamos dispuestos a debatir sobre esto“.

 En esta línea explicó que “la feria judicial –el presidente Macri la había criticado hace días- no solo es un derecho adquirido sino que durante la feria hay un ordenamiento general de las causas, se trabaja, y los juzgados están abiertos, atienden los tribunales de turno, es una vergüenza lo que han querido instalar sobre la feria” manifestó.

 Luego señaló: “Atacar la feria es para beneficiar a los grandes estudios jurídicos que tienen planteles de abogados disponibles para trabajar continuamente, pero cómo haría el abogado de un buffete que atiende él solo, o con un socio, si las vacaciones de los juzgados se esparcieran en cualquier momento del año: no podría descansar nunca”.

Gustavo Camps