Tras la represión en el Congreso de la Nación, por parte de Gendarmería y otras fuerzas represivas nacionales, contra manifestantes que fueron a expresar su oposición al proyecto del gobierno para recortar jubilaciones -y que alcanzó a periodistas y políticos opositores también- organismos de derechos humanos le exigieron al gobierno nacional “el cese inmediato de la represión” y exigieron la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

“Los Organismos de Derechos Humanos le exigimos al Presidente Mauricio Macri el cese inmediato de la represión a los manifestantes que fueron a reclamar contra el ajuste previsional.”, expresaron en un escueto comunicado la mayoría de los organismos y se solidarizaron con “manifestantes, trabajadores/as de prensa y diputados/as reprimidos”.

Firmaron la comunicación Abuelas de Plaza de Mayo, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, H.I.J.O.S. Capital, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Asamblea Permanente por los Derechos Humanos – APDH, Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz

También la Asociación Buena Memoria, la Comisión Memoria, Verdad y Justicia de Zona Norte, la Fundación Memoria Histórica y Social Argentina, la Asamblea Permanente Por los Derechos Humanos – APDH La Matanza, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, y el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos.

Las organizaciones de derechos humanos señalaron que “(…) nos tocó vivir una jornada represiva que nos hizo rememorar las trágicas jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001. Estamos convencidos de que son la participación y la movilización popular lo que hará frenar estos retrocesos en derechos humanos”.

Luego expresaron la solidaridad “con todos los manifestantes, trabajadores/as de prensa y diputados/as reprimidos” –se calculaba que hubo 23 personas detenidas y más de 30 heridos- y exhortaron: “Exigimos de forma inmediata la libertad de todos los detenidos y detenidas, y la renuncia de la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich”.

En una bochornosa jornada, ayer jueves en la Cámara baja de la Nación, el oficialismo no logró quórum para aprobar un proyecto que recorta jubilaciones, pensiones de ex combatientes de Malvinas y afecta a beneficiarias de la asignación por hijo (AUH), y fueron reprimidos en las calles manifestantes que reclamaban contra el proyecto.

Todos los observadores coinciden en que aunque hubo pocos manifestantes que resistieron también con violencia, la violencia de las fuerzas represivas, estas no discriminaron al agredir a transeúntes, periodistas y hasta políticos opositores al proyecto, y no intentaron apaciguar o controlar la situación más que con violencia.

Gustavo Camps

 

Anuncios