Por Alberto Míguez*

Alberto Míguez

Que cuando uno ve una obra de arte esta despierta algo en uno que preexiste y que su visión lo torna consciente. Esa comunicación que se da solo a nivel artístico y que produce un inmenso placer es para mí la función esencial del fenómeno artístico, y que no sucede en otro ámbito. Y me refiero no solo al aspecto estético sino al del campo emocional que lamentablemente esta civilización materialista ha anestesiado a tal punto de casi anularlo por completo.

El arte tiene que ver más con el inconsciente. La ciencia todo lo contrario. Por ejemplo el cine tiene una dinámica parecida a la del sueño. Cuando uno sueña es como si uno estuviera viendo una peli. La diferencia es que en el sueño uno es el protagonista, en el cine es un espectador que puede o no identificarse con los personajes pero no deja el rol de espectador. Por eso, si es una tragedia, siente un alivio ante un final trágico de que no le pase a él (lo que le pasó al protagonista) mientras que en una pesadilla uno se despierta abruptamente antes de que le suceda algo irreversible como un acto violento o la muerte.

* cinéfilo, administra “La Cinemateca De Alberto Miguez, en Facebook

Anuncios