Organismos de derechos humanos regionales y el Comité por la Libertad de Milagro Sala Zona Norte reclamaron la libertad de los presos políticos, durante una concurrida marcha, ayer martes, entre el Puente Saavedra y la quinta presidencial de Olivos. Estuvieron la dirigente nacional de derechos humanos, Lita Boitano, el trabajador salteño, Oscar Delgado, detenido (y luego liberado) tras la represión a trabajadores del Ingenio Ledesma (Jujuy) que reclamaban, en diciembre, y la referente de la organización Túpac Amaru, Gumersinda Giménez.

 “¡Olé Olé! ¡Olé Olá! Para Milagro la libertad/Para Morales el repudio popular!!” A pocos minutos de las 20 comenzaba ayer en puente Saavedra la Marcha de las Antochas  con críticas al gobierno jujeño de Gerardo Morales (UCR-Cambiemos), a dos años del encarcelamiento por razones políticas de la activista Milagro Sala.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, tras una visita al país de un grupo de trabajo, determinó –a fines de junio de 2017- que la detención de Sala por parte del Estado argentino es arbitraria y que debe liberarla, algo que hasta la fecha el gobierno, encabezado por el presidente Mauricio Macri, aun no acató.

La marcha, con una amplia adhesión de manifestantes, recorrió el tramo de poco más de dos kilómetros entre el Puente y la Quinta Presidencial de Olivos, en la avenida Maipú. Las consignas le dispararon también al gobierno nacional, y el reclamo se amplió a otros encarcelados considerados “presos políticos” por fuerzas de la oposición.

Vicente López milagro Sala Lita boitano
Lita Biotano, de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas

Entre los referentes de organismos de derechos humanos, a nivel nacional, se destacó la presencia de Lita Boitano, presidenta de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, que por estrictas razones físicas hizo una parte del periplo al comienzo y luego estuvo en el cierre frente a la Quinta como una de las principales oradoras.

También estuvieron el trabajador, y militante de derechos humanos, Oscar Delgado, detenido durante siete días en la prisión jujeña de Alto Comedero, tras una represión a trabajadores del Ingenio Ledesma, que manifestaban; y la militante, Gumersinda Giménez, referente de la organización social Túpac Amaru, en la CABA.

Vicente López milagro Sala Raquel Witis
Raquel Witis (der.), de la Comisión Memoria Verdad Justicia Zona Norte

De los locales se destacó la presencia de los principales referentes de la Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte y Baldosas por la Memoria; la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) San Isidro y el referente de Judiciales (AJB), Daniel Pérez Guillén; y el sindicato de docentes SUTEBA.

También hubo concejales del espacio Unidad Ciudadana, de San Isidro, Vicente López y San Fernando; militantes de agrupaciones peronistas varias, de La Cámpora; y los espacios políticos Patria Grande, Nuevo Encuentro y Partido Comunista (PC), entre otros partidos del arco opositor de izquierda con presencia en la región.

El acto

Vicente López milagro Sala la bandera delantera Patria Grande

A lo largo de las casi 24 cuadras, entre el Puente y la Quinta, dos móviles policiales se adelantaron a la macha, para cortar el paso de automóviles en cada cruce; y en la quinta la policía, con escudos y móviles, se ubicó en las veredas cercanas a la Quinta pero, aunque en gran cantidad, no se acercó a la manifestación en ningún momento.

Boitano, la líder de derechos humanos de mayor envergadura que estuvo en la marcha, recordó que tras una reunión por la detención de Milagro Sala que referentes de derechos humanos tuvieron con el ministro de Justicia, Germán Garabano, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, “la impresión fue que ya la tenían sentenciada”.

Boitano reivindicó los reclamos al gobierno por mayor libertad para expresar oposición –“la calle es lo más importante que nos queda para seguir luchando” expresó- pero criticó que se compare al actual gobierno con una dictadura. En esta misma línea coincidió con Pérez Guillén y con el salteño Delgado.

Vicente López milagro Sala Oscar Delgado
el salteño, Oscar Delgado, en la Quinta de Olivos, micrófono en mano

Es que varias agrupaciones peronistas y aliadas al peronismo, tal vez más imbuidas de la dinámica partidaria, indujeron canticos y consignas en ese sentido, algo que los organismos de derechos humanos no comparten sobre todo por la experiencia de opresión y muerte sufrida en una verdadera dictadura como la de 1976-1983.

En declaraciones a Denorteanorte.com Pérez Guillén (AJB) señaló: “Se castiga a los más humildes y a los luchadores sociales. La persecución al sindicalismo y que manden planillas del gobierno para que la gente se desafilie es algo que no tiene antecedentes ¿Qué piensan que les corresponde a los más humildes, a los trabajadores?”

El Dirigente de la CTA consideró que “la prisión a Milagro, que construyó casas, escuelas, centros deportivos y piletas parece un contrasentido cuando el actual gobernador de la CABA, por ej., con el mayor presupuesto del país, decidió para el pueblo una pileta dibujada. La matriz política e ideológica de este gobierno parece ser esta”.

 “Nosotros –destacó Pérez Guillén– estamos por la distribución equitativa de la riqueza, mientras que este gobierno cree en un capitalismo sin resguardo moral, en la concentración de capitales que hace que una decena de familias tengan lo mismo que la mitad del mundo. Y para eso se necesita violencia y guerra”.

 El dirigente explicó “formalmente no podemos caracterizar este gobierno como una dictadura, pero parece tener los mismos objetivos que gobiernos de derechas y dictaduras que quisieron disciplinar al movimiento obrero y no lo lograron ni lo lograrán. Nosotros creemos en los tiempos institucionales, mientras tanto hay que construir poder popular”.   

Gustavo Camps

Vicente López milagro Sala marcha de costado.jpg

Anuncios