Todos los viernes de enero un director en el Zelaya Teatro de la CABA (Zelaya 3134) según las letras del abecedario. Comienza el viernes 19 con Michelangelo Antonioni; sigue el 26, con Bergman y así…Por ahora hay hasta mediados de febrero, en rigor. Lo programa e invita Fernando Martín Peña. Entrada $ 100. Y como destaca el reconocido amante del cine: ¡Todo en fílmico!

Por Fernando Martín Peña*

fernando-martc3adn-pec3b1a

UN DICCIONARIO DE CINEASTAS

¡Todos los viernes una letra distinta!

viernes 19/1

cronica_de_u_n_amor-208881_655x (Foto Otros Cines Europa)
(Foto Otros Cines Europa)

20hs.: Antonioni – CRÓNICA DE UN AMOR (Cronaca di un amore, Italia-1950) de Michelangelo Antonioni, c/Lucia Bosé, Massimo Girotti, Ferdinando Sarmi, Gino Rossi. 96’. A Lucia le gusta Massimo, pero también el dinero y la posición que le proporciona su marido, cosas que Massimo no tiene. Por su parte, Massimo comienza a sospechar que su amor por Lucia está maldito, pues cada vez que se encuentran alguien muere violentamente. De manera simultánea, un detective privado está descubriendo todas estas cosas mientras realiza una investigación sobre Lucia. Este fue el primer largometraje de ficción de Antonioni, tras una extensa experiencia como documentalista. Su visión de la burguesía italiana y su sensibilidad para crear climas extrañamente poéticos a partir de elementos cotidianos, ya se muestran claramente en este film.

viernes 26/1

el demonio nos gobierna (Foto El capturador)
(Foto El capturador)

20hs. Bergman – EL DEMONIO NOS GOBIERNA (Fängelse, 1948) c/Doris Svedlund, Birger Malmsten, Eva Henning, Hasse Ekman, Stig Olin. 78’.  Un maestro propone a un antiguo alumno, ahora director de cine, que haga una película sobre el infierno. El joven no lo toma en serio, seguro de que tal film es imposible de realizar. Sin embargo, a su alrededor, la vida es descripta como un lugar diabólico donde la muerte se presenta como una eventual salida. Los personajes se mueven en celdas construidas por ellos mismos y en prisiones ideadas por un mundo desencantado. De esa mediocridad sobresalen un periodista y una prostituta, su amor y la búsqueda infructuosa de respuestas. La falsedad del dispositivo cinematográfico queda al descubierto para mostrar también el artificio de sus vidas. Es la primera película basada en una historia propia y un ensayo sobre sus más trabajados fantasmas. Texto de Natalia Taccetta.

viernes 2/2

luces-de-la-ciudad-city-lights-5 (Foto blocdejavier.wordpress.com)
(Foto blocdejavier.wordpress.com)

20hs. Chaplin – LUCES DE LA CIUDAD (City Lights, EUA-1931) de CC, c/CC, Virginia Cherrill, Florence Lee, Harry Myers, Allan Garcia, Hank Mann. 87’. En su momento fue una apuesta extremadamente arriesgada hacer un film sin diálogos en pleno furor por el cine sonoro. Pero Chaplin no sólo transformó esa apuesta en un éxito artístico y comercial sino que además se burló abiertamente de la revolución parlante en el comienzo mismo del film. Luego la trama deriva en una hermosa historia de amor, probablemente la más sentida de la filmografía del realizador y la que mejor equilibró sus elementos de emoción y humor. El términos de humor, hay una culminación especialmente virtuosa en la escena de boxeo con el veterano actor Hank Mann. Y en términos de emoción, no hay nada en la historia del cine que alcance eso que Chaplin logra al final. Si no los conmueve, es porque están muertos.

viernes 9/2

ordert (Foto wikipedia)
(Foto Wikipedia)

20hs. Dreyer – ORDET (Dinamarca, 1955) de Carl T. Dreyer, c/Henrik Malberg, Emil Hass Christensen, Preben Lerdorff, Birgitte Federspiel, Cay Kristiansen. 125’. Este es un film sobre la fe, en sus diferentes variantes. Hay un anciano patriarca que teme haberla perdido, un hijo que nunca la tuvo y otro hijo que se ha vuelto loco por cultivarla demasiado. Hay además una mujer cuya fe vale por la de todos, un médico que sólo la tiene en su profesión (y se equivoca) y un ministro que es incapaz de ver más allá de su investidura. También hay enfrentamientos familiares provocados por distintas concepciones de la fe y niños que la poseen de manera elemental. El origen de todo es una obra teatral de Kaj Munk que había sido filmada antes en Suecia por Gustav Molander, pero lo que Dreyer hizo con ella sólo puede calificarse con el adjetivo “sublime”. Hay un respeto esencial por la teatralidad original que pronto se revela como un recurso formal deliberado, un tono que establece sus propias reglas y que contiene todo desborde emotivo hasta un final que no tiene precedentes (y muy contados sucesores) en la historia del cine.

viernes 16/2

ivan el terrible

20hs. Eisenstein – IVÁN EL TERRIBLE (Ivan Grosny, 1943) c/Nikolai Cherkassov, Ludmila Tselikovskaya, Serafina Birman. 96’. Tanto el tiempo dedicado a meditar su film como su logro previo en la ópera Las Walkirias de Wagner, contribuyen a explicar el estilo de Iván el Terrible, una suerte de majestuoso teatro de cámara, muy alejado de la reconstrucción puramente exterior que suele tener el cine de época. La impostación era cercana a la del teatro isabelino, con una deliberada grandilocuencia en el material, en el lenguaje de los diálogos, en el uso de la poesía y de la música. Comparar a Iván el Terrible con una ópera no es equivocarse demasiado. Eisenstein agregó ecos contemporáneos a la figura de Iván. Diversos historiadores habían señalado que Stalin era un Iván el Terrible del siglo XX, con lo que no debió parecer extraordinario que Iván apareciera como un Stalin del siglo XVI. Texto de Homero Alsina Thevenet.

¡Todo en fílmico! ¡Alegría Sin Fin!

Lugar: ZELAYA (Zelaya 3134) – Entrada: $100

* cinéfilo, crítico, docente, investigador, coleccionista, divulgador de cine

Anuncios