Los principales sindicatos docentes anunciaron un paro de 48 horas para el lunes 5 y el martes 6, con movilización el lunes. Ayer jueves, antes de que tomaran la decisión, la gobernadora María Eugenia Vidal, durante la apertura de sesiones ordinarias del Congreso provincial bonaerense, cargó duro contra los docentes. Los acusó de “tomar a los chicos de rehenes”. Los maestros no aceptan un incremento del 15% anual, sin clausula gatillo, cuando se habla de entre 20% y 25% de inflación para 2018.

En un clima enrarecido del sector educativo bonaerense, por cierres de escuelas isleñas y rurales, agrupamientos de cursos en varios establecimientos urbanos –de hecho, sin consulta a la comunidad educativa-,  marchas y contramarchas, y hasta discursos subidos de tono, finalmente este lunes no comenzarán las clases en la provincia.

El sindicato de docentes SUTEBA rechazó la propuesta de un incremento del 15% en tres tramos con un plus por “presentismo” que la gobernación realizó durante los tres recientes llamados a paritaria, sin modificar su propuesta, pese a que los docentes no se cansaron de rechazarla pues no se condice con la inflación real (25% anual o más).

Si en las paritarias la Gobernación no esbozó posturas superadoras –de hecho, lo único nuevo fue proponer una revisión a fin de 2018, para concretar una actualización en diciembre-  ayer la gobernadora Vidal aportó un poquito de combustible al incendio, al acusar a los docentes de “tomar a los chicos de rehenes”.

En un comunicado de prensa SUTEBA anunció que el plenario de secretarios generales del sindicato resolvió un paro de 48 horas para lunes y martes, con movilización el lunes. La decisión la llevaron al congreso nacional de CTERA, que definió un paro a nivel nacional, en coincidencia con la postura de los docentes bonaerenses.

El sindicato también rechazó en el comunicado “las descalificadoras expresiones de la gobernadora Vidal en relación a la Escuela Pública y a la Docencia en su conjunto”.  En rigor, el Frente Docente Bonaerense pilotea la medida de fuerza bonaerense. Ayer otros dos gremios de peso, FEB y UDOCBA, confirmaban que también paraban.

Sonia Alesso, de CTERA, hoy a la tarde acaba de confirmar el paro nacional de docentes, con la exigencia al gobierno, para que llame a paritarias nacionales y negocie “sin topes salariales”. En este contexto, mañana sábado, en la estación fluvial de Tigre, habrá movilizaciones para reclamar por el cierre de la escuela del arroyo Caracoles, decisión que Gobernación no revió, como hizo con las otras escuelas isleñas que pensaba cerrar.

Gustavo Camps  

 

Anuncios