A 42 años del golpe cívico militar la gran mayoría de la sociedad, en su conjunto, respaldó con su presencia, en las calles, la memoria, el reclamo de Justicia y la vida democrática. Sin distinción de géneros y edades llegaron al centro de la CABA cientos de miles de manifestantes para escuchar a los organismos de derechos humanos. Desde la Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte, uno de los organismos convocantes, evaluaron que el desafío es la unificación del movimiento de derechos humanos.

Desde temprano las columnas organizadas detrás de banderas se comenzaron a encontrar en esquinas del centro de la ciudad. Pero también concurrieron miles y miles de mujeres y hombres solos, en pareja, con sus hijos pequeños, adolescentes y adultos, o con amigos, sin expresar pertenencia política o  sector alguno.

Marcha 24 foto el 2do escenario
Nora Cortiñas, Adolfo Pérez Esquivel y Sergio Maldonado, entre otros,

Hubo dos escenarios, o para ser más precisos, un único escenario donde en dos momentos diferentes subieron distintos referentes que, en su conjunto, son reconocidos por toda la sociedad por su lucha por los derechos humanos: Estela de Carlotto, Nora Cortiñas, Taty Almeida, Adolfo Pérez Esquivel, Lita Boitano, por citar algunos.

La denuncia sobre un Estado afecto a imponer mano dura a opositores. A dar vía libre al gatillo fácil. La insistencia con que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, renuncie luego de varias acciones y exabruptos –casos Maldonado, Facundo Ferreyra, Rafael Nahuel, sigue la lista- funcionales a una política más represiva que de protección.

Marcha 24 foto En Plaza de Mayo Rufi Gastón, Adriana Babich, Hugo Hidalgo y Adriana Taboada de la Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte
Rufi Gastón, Adriana Babich, Hugo Hidalgo y Adriana Taboada de la Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte

También la gestión de la política sobre los crímenes de la dictadura. El intento del beneficio del 2 x 1 para probados criminales de lesa humanidad, y más recientemente el premiarlos con prisión domiciliaria cuando, en rigor, el lugar donde purgan sus penas no es ni comparable en confort, con las hacinadas cárceles para jóvenes del Conurbano.

En un duro documento* los organismos denunciaron todas estas, y más situaciones que les permitieron llegar a la conclusión de que “la violencia institucional en una política de Estado” y reclamar desde el escenario lo que también se podía leer en varias pancartas en la concentración: “¡Basta de matar! ¡Ni un pibe ni una piba menos!”.

Adriana Taboada, referente de la Comisión por Memoria Verdad y Justicia Zona Norte, que compartió el escenario con Estela de Carlotto, Lita Boitano, Taty Almeida y la sanmartinense, Delia Giovanola, entre otros, destacó la amplia participación en la manifestación por el Día de Memoria por la Verdad y la Justicia en plaza de Mayo.

Marcha 24 la marcha
La convocatoria fue amplia

“Sostener después de 42 años una movilización tan masiva como la que podemos sostener hoy (ayer 24) es porque más allá del retroceso social, de tanta represión y tanto ajuste, de las cosas por las que tenemos que seguir luchando, no nos han vencido” evaluó Taboada durante la desconcentración del primer escenario.

Sobre la consignas de los organismos Taboada explicó: “Hay reivindicaciones coyunturales, como el ajuste (económico), que lo marca el presente, y están las reivindicaciones que nos acompañan desde siempre y nos seguirán acompañando cada 24 de marzo: nosotros seguimos por memoria, verdad y justicia, este es el eje”   

Marcha 24 foto nora cortiñas
Nora Cortiñas (der.), de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora

Para la referente de la zona norte el desafío del movimiento de derechos humanos es “poder llegar en un momento a la unificación del movimiento de derechos humanos, y todos tengamos la posibilidad de sostener algunos puntos, por pocos que sean,  que sean comunes y consolidarnos ahí, y después si, ver qué hacemos con las diferencias”.

 “Tenemos que llegar a un solo movimiento. Este es el debe de esta fecha, y en el haber tenemos la posibilidad de sostener las calles llenas de personas que salen por lo mismo” evaluó Taboada y agregó: “Se ve que esto aun requiere un tiempo de maduración, es el desafío, una batalla que tenemos que darnos con nosotros mismos”.

Gustavo Camps

 *Documento completo en: Leer documento completo 24-03-2018

Anuncios