Con una decena de organizaciones de base y más de cincuenta familias víctimas de violencia institucional,  la Red de Familiares de Víctimas de Violencia Institucional y la Comisión Provincial por la Memoria llevaron a cabo el 1er. Taller de Formación y Capacitación sobre Violencia Institucional, una jornada para visibilizar violencias en las relaciones cotidianas entre el Estado y las personas, y estrategias frente a la vulneración de derechos.

“Si no se respetan los derechos humanos no hay democracia plena” dijo en la apertura del 1er. taller formativo sobre Violencia Institucional, Carmen, en representación de una de las aproximadamente diez organizaciones de base, que junto a más de cincuenta familias víctimas de violencia institucional, estuvieron en la capacitación.

San Martín FADELI tapa con dos
Rodrigo Pomares, del programa de Seguridad Democrática y Roberto Cipriano García, secretario gral., ambos de la CPM

La iniciativa del encuentro fue de la Red de de Familiares de Víctimas de Violencia Institucional y la Comisión Provincial por la Memoria (CPM), y la metodología permitió identificar situaciones violatorias en la relación diaria entre el Estado y las personas, así como reflexionar, conocer y esbozar estrategias frente a la vulneración de derechos.

“Necesitamos conocer nuestro derecho a tener derechos” dijo la mujer en el discurso de apertura  y evaluó que “vivimos en una sociedad asimétrica que los sectores de poder, y los medios de comunicación estigmatizan y clasifican a los sectores populares por vivir en un barrio humilde, por color de piel o por vestirse de una determinada manera”.

San Martín FADELI público de costado y cratel
El trabajo colectivo, y en conjunto, contra la violencia institucional es más efectivo que la tarea solitaria

 En particular Carmen puso el acento en las violaciones en las cárceles bonaerenses, donde explicó que “al interno se le hace imposible el derecho a la salud (…) Dentro del penal a estas personas se les presenta una enorme dificultad para estudiar o trabajar; derechos que contribuyen al menos potencialmente” a revertir la reincidencia.

Luego llamó la atención sobre el hecho de que “más allá de que las personas hayan cometido, o no, un delito, también son víctimas de un Estado ausente”; y valoró el trabajo unificado, colectivo, de las organizaciones en visibilizar situaciones de injusticia y violaciones a los derechos humanos, así como la participación comunitaria.

Entre las organizaciones hubo representaciones, entre otras, del Frente por la Igualdad San Martín; Dignidad Familiares de Detenidos; Agrupación Barrial Social San Martín; ONG Para Todos; Cooperativa Textil Esperanza; Familiares de Detenidos y Liberados FADELI La Gramsci; y los comedores barriales Los Bajitos y Los Pichoncitos.

San Martín FADELI círculo

Por la CPM, Roberto Cipriano García, señaló: “Se puede pensar que la disputa por derechos humanos es jurídica, institucional, pero lo más importante es en el territorio”. Antes, Sandra Raggio, directora de la CPM, había exhortado a “desnaturalizar” las violaciones de derechos: “quien los viola lo hace pues sabe que no será sancionado”.

 Talleres

Durante la jornada se proyectó un video con datos reveladores. En el mundo, en promedio, la población encarcelada es de 169 personas cada 100.000 habitantes; sin embargo en la Argentina ese promedio sube a 169, y si la cuanta se hace en la provincia de Buenos aires la cifra sube a 253 personas.

San Martín FADELI talleres
Sergio Britos (izq.) y Alejandra Cabrera expusieron sus experiencias personales con la violencia institucional

Ante las violaciones de derechos humanos en la vía pública  –la mayoría de las veces por parte de la policía- García valoró la utilización del Habeas Corpus (procedimiento judicial para evitar detenciones arbitrarias); así como las denuncias en fiscalías (no en comisarías por razones obvias) y si se trata de un preso ante las Defensorías.

Coordinaron los talleres el psicoanalista, Luis Onofri, del programa de Salud Mental, de la CPM; Rodrigo Pomares, del programa de Seguridad Democrática de esta institución, y Raggio. Todos coincidieron en lo crucial de actuar urgentemente, y no es soledad, sino colectivamente, con el acompañamiento de las organizaciones.

San Martín FADELI muestra MSM
Historietas reales de casos de violencia institucional

También se valoró el obtener, y no desechar, registros lo más pormenorizado posibles de las situaciones de violaciones de derechos, incluso datos de parezcan irrelevantes. Pomares puso de relieve que “no es cierto que si denunciamos va a haber represalias, o no va a pasar nada, eso es lo que quiere naturalizarse, pero no es así” enfatizó.

Sergio Britos organiza el merendero barrial Los Pichoncitos con su familia, y milita en la Agrupación Barrial Social San Martín, y se refirió a la situación de liberados y al  cupo de empleo obligatorio, que fija la Ley 12.256/, de Ejecución Penal, del 3% de los puestos  provinciales -“necesitamos de verdad que se cumpla” expresó-, que no se cumple.

También a la ausencia del Patronato de Liberados para gestionar ante empresas privadas, organizaciones sindicales y cámaras empresariales, así como cualquier tipo de entidad profesional o educativa, tanto empleo como capacitación laboral para los liberados, tal como dispone la Ley 14.296/11 modificatoria de la 12256.

San Martín FADELI muestra MSM real
Santiago Maldonado presente

Alejandra Cabrera, por el Frente por la Igualdad San Martín, hizo hincapié en la Ley 14.783/15, que establece el cupo del 1%, del personal en el sector público provincial,  para personas transexuales, transgénero y travestis, con condiciones de idoneidad para el cargo, que tampoco se cumple, amen del tiempo transcurrido.

“Transexual y liberada es una condición que deja marcada y marginada mal, a cualquier persona” evaluó frente a su propia experiencia de vida. Ponderó el trabajo de asociaciones como ATA (Asociación de Travestis Argentinas),  y valoró el hecho de “luchar junto a otros que pasan por lo mismo”

 Durante el encuentro se exhibió la muestra de la CPM “Historietas contra la violencia institucional”, con relatos reales de víctimas de violencia, de la CPM, y la subsecretaría de DDHH de San Martín expuso una muestra fotográfica del reconocido caso Santiago Maldonado.

Gustavo Camps

Anuncios