La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) realizó un encuentro de capacitación sobre herramientas, para registro e intervención, ante casos de violencia institucional para secretarías y áreas municipales de derechos humanos. Alrededor 40 referentes y funcionarios de más de diez municipios de la provincia de Buenos Aires participaron de la jornada para pensar estrategias de intervención en casos de violencia institucional.

En este primer encuentro participaron alrededor de 40 referentes territoriales y funcionarios de secretarías y áreas de derechos humanos de Tigre, San Martín, Florencio Varela, Zárate, La Plata, Presidente Perón, Mercedes, Tres de febrero, Escobar, Merlo y del municipio de La Costa, informó la CPM en un comunicado de prensa.

CPM interna (Foto UNSAM)
La policía reprime un reclamo social en la vía pública (Foto UNSAM)

Desde su creación, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) estableció como una de sus líneas de trabajo, según se informo, la lucha contra la violencia institucional, “una decisión política que implicaba posicionarse como un organismo público de monitoreo y denuncia de las violaciones a los derechos humanos”.

La CPM observa que la vulneración de derechos, por fuerzas públicas de seguridad, es un problema inconcluso, que se repite desde la gobernación de Carlos Ruckauf (1999-2002) hasta la actualidad. Ante esto promueve que los municipios fortalezcan espacios de control y monitoreo del accionar policial y lugares de encierro.

El encuentro de capacitación sirvió también para compartir experiencias, en tanto, según se reveló, hay municipios donde se llevan a cabo experiencias en materia de control y monitoreo, que van desde la creación de observatorios sobre violencia institucional, hasta áreas de asistencia a las víctimas y espacios de formación.

 Para la CPM la crisis del sistema de encierro también es algo evidente. En esta línea advirtió: “El crecimiento de las prácticas ilegales de las policías, en el territorio, y el aumento del uso letal de la fuerza, obligan a seguir aunando esfuerzos y estrategias para la prevención, sanción, reparación y erradicación de la violencia institucional”.