La maniobra benefició al possismo, que operó con el apoyo de dos concejales peronistas y dos del Frente Renovador. Fue en una sesión extraordinaria, luego de una extensa sesión de rendición de cuentas, con 11 de los 24 concejales ausentes. El possismo con el cuerpo legislativo funcionando normalmente en diciembre no había podido hacer nombrar un presidente afín como si lo hizo ayer.

En una sesión extraordinaria, donde solamente 13 de los 24 concejales dieron quórum, luego de una larga sesión de rendición de cuentas, el possismo logró imponer al concejal, Andrés Rolón, como nuevo presidente del vapuleado cuerpo legislativo sanisidrense, en reemplazo de, Carlos Castellano, que insinuó ir a reclamar a la Justicia.

La situación comenzó a gestarse en diciembre del año último. Castellano siempre fue possista pero en las últimas elecciones hubo rispideces entre el edil y el intendente. Gustavo Posse quería como presidente del cuerpo a Andrés Rolón, pero Castellano, con apoyo de sus pares Fabián Brest (PJ) y Fucello (Pro-Cambiemos) logró mantenerse.

San Isidro posse en el concejo
El intendente Posse en el Concejo Deliberante luego de la remoción de Castellano. En la mesa, a la izq., el edil Andrés Rolón

En la primera sesión de ayer miércoles, Castellano fue crucial en la aprobación de la rendición de cuentas, que el oficialismo logró con el voto desempate del hasta ese momento titular del cuerpo. Luego de esa votación la labor de los ediles debía concluir, pero el possista Pablo Fontanet pidió la sesión extraordinaria para cambiar autoridades.

Entonces 13 concejales, los nueve oficialistas y cuatro de la oposición,  Fabián Brest y Juan Ottavis del PJ, y Gonzalo Beccar Varela y Juan Medina del Frente Renovador sesionaron para desplazar a Castellano e imponer a Rolón. Al finalizar la sesión llegó el intendente Posse y se encontró con varios funcionarios y militancia.

Golpe institucional

En un comunicado firmado por los ex possistas, Carlos Castellano y Carlos Juncos, y los bloques Unidad Ciudadana y Convocación por San Isidro, consideraron: “Sin perjuicio de las acciones legales que se están evaluando, lamentamos que el intendente Posse no entienda que la democracia republicana necesita de controles independientes”.

En un comunicado, los ediles de Unidad Ciudadana, Marcos Cianni, Fernanda Miño y Celia Sarmiento calificaron la sesión de destitución y elección de presidente del Concejo como “golpe institucional” (…) “mediante una sesión ilegítima que fue convocada autoritariamente sin seguir los canales institucionales…”

En otro comunicado de prensa, Convocación por San Isidro calificó como “irregular”la votación y la joven concejala del espacio, Carolina Riganti, evaluó: “Lo que vimos hoy en el Concejo Deliberante de San Isidro es un golpe institucional sin precedentes”. En la misma línea se pronunció el resto del bloque.

Desde Unidad Ciudadana informaron que hoy jueves, a mediodía, el bloque ofrecerá una conferencia de prensa sobre la situación. Hasta la madrugada de anoche, ni desde el oficialismo y sus aliados, ni desde la nueva presidencia hubo comunicados de prensa ni anuncios de encuentros con la prensa para informar sobre lo acontecido.

Gustavo Camps

Anuncios