La gobernadora María Eugenia Vidal, según diarios nacionales, transferirá recursos de obra pública para reforzar la inversión social, en alimentación por ejemplo, pues “se vienen meses difíciles”; pero muchos distritos que vienen sufriendo la falta de obra pública de Provincia, y también de Nación, se preguntan qué podrán recortarles, pues en lo que va de la gestión Cambiemos recibieron poco y nada.

Los diarios nacionales lo anunciaron si anestesia. La gobernación piensa pasar recursos de obra pública hacia algo más primario como la alimentación. Mal no estaría, pero algunos intendentes que no vieron cortar cintas, a la gobernación o a la presidencia, en sus distritos, en los últimos dos años, se preguntan de qué la van.

OBRAS HOSPITAL THOMPSON (37) (1)
La etapa 3 del Hospital municipal Diego Thompson paralizada pues Nación no paga. La parte que financia el municipio no está comprometida, dicen desde la comuna de San Martín..

En nuestra región hay dos casos paradigmáticos: Tigre y San Martín. Que sean de diferente signo político que Cambiemos tal vez tenga que ver, o tal vez sí. Lo cierto es que en 2016 Julio Zamora y Gabriel Katopodis, firmaron con el presidente Macri, en Olivos, un acuerdo para obras de agua potable y cloacas que quedó en eso: la firma.

En San Martín el intendente Katopodis invita a subir en una combi, a quien lo quiera acompañar, para ver las obras anunciadas por Nación o Provincia que actualmente (antes del anuncio del recorte), en el mejor de los casos, están con un grado de avance mínimo y paradas, y en el peor nunca empezaron.

Nación

Como las obras de cloacas y agua potable, el caso de la mejora de la Ruta 8 es un signo como pocos. Desde el oeste más o menos lejano (para nosotros), San Miguel, JC Paz hasta Tres de Febrero, la ruta se mejoró, y si se viene en coche, haciendo ese camino, uno se percata de que llegó a San Martín por el (mal) estado de la arteria.

Ruta 8 en San Martín
Las mejoras en la Ruta 8 en San Martín están anunciadas y se hacen trabajos en otras comunas, pero no en San Martín

La obra está presupuestada y anunciada, se inauguraron varios tramos, pero ninguno en San Martín. En las obras del Hospital Municipal Thompson el municipio invierte fondos municipales y combino que Nación pague las obras de la etapa 3; las tareas comenzaron, pero al llegar a la cuarta parte (25%) pararon porque Nación no paga.

En saneamiento una metodología consiste en entubar zanjones y en la superficie crear plazas y sendas aeróbicas de uso público, “parques lineales” en la jerga. En JL Suárez Nación se comprometió a hacer el Parque Lineal Sur (Barrio Libertador), donde llegó al 80% y no siguió; y el P. Lineal Norte del cual hizo la mitad (45%) y paró.

En materia educativa fue la gobernadora Vidal la que acuñó la “teoría” de que es “prioridad equivocada” crear universidades para sectores pobres, en lugar de jardines de infantes. Nación comprometió obras en el Jardín N° 946, de Barrio Independencia y solo llegó al 18%; peor le fue al Jardín N° 914, de Suárez, donde solo llegó al 10%.

En Villa Ballester, siempre en San Martín, Nación se comprometió a financiar la construcción de un nuevo edificio para la Escuela de Educación especial N° 502, acá si que avanzó, pero llegó a las tres cuartas partes y paró (72%). Siete obras en total para San Martín, de las cuales 5 están paralizadas y 2 nunca se iniciaron.

Provincia

Las obras comprometidas por Provincia con fondos propios, y en combinación con fondos municipales, en escuelas (que son provinciales) y jardines maternales, caminos y por saneamiento, están más o menos igual que las de Nación: 100% anunciadas, algunas paralizadas, otras no iniciadas o sin licitar, y las menos avanzan lentamente. 

Sarratea-2
En octubre 2017 la obra estaba en marcha. Actualmente está paralizada (Foto Mun. San Isidro)

La obra del túnel de la calle Sarratea comenzó, pero casi en la mitad (40%) quedó trunca. Esta obra involucra también a San Isidro y la última vez que esta intendencia de Cambiemos anunció avances fue en octubre de 2017, y antes el intendente Posse había anunciado que “terminaba” en agosto de 2017 (si, hace un año).

La nueva escuela de Artes Visuales corrió igual suerte, comenzó pero quedó paralizada con el 60% de avance de obra. El parque lineal José Ingenieros, en Barrio Libertador, nunca se inició, igual que el Jardín Maternal, en Billinghurst; y las mejoras en el Conservatorio de Música municipal, en el centro del distrito.

La intendencia está preocupada pues la zona de avenida Márquez, al norte del distrito, tiene déficit de edificios escolares; desde la comuna calculan que hay 2.000 chicos que terminan en comedores o centros sustitutos municipales; en Barrio Libertador, por ejemplo, la escuela primaria aun no se licita, tras una década de espera.

ESCUELA PRIMARIA BARRIO LIBERTADOR
En este baldío de Barrio Libertador se espera una escuela primaria

En saneamiento la estación de bombeo Zanjón Madero, en Villa Hidalgo; las obras en el parque lineal José Ingenieros y otras dentro del sistema del Comité de Cuenca del Reconquista (COMIREC) tampoco se licitaron y pese a los anuncios provinciales y los fondos presupuestados las obras no se concretan.

Se suele escuchar al intendente Katopodis que reclama “una manera de repartir recursos más equitativa” de parte de Provincia y Nación, y tras los anuncios de recortes sostiene “nosotros ya estamos sufriendo ajustes” y hay desfinanciamiento, en función de obligar a que las municipalidades se hagan cargo, como suele suceder.

En principio, la obra pública municipal, jura y perjura Katopodis, no va a parar ni se van a aumentar tasas en función de aumentos en presupuestos o cotizaciones. Para lo comprometido localmente el municipio tiene espalda. Pero está la preocupación “por la incertidumbre” de lo que pueda ocurrir con las jurisdicciones superiores.

Gustavo Camps