El Centro de Formación Profesional N° 404, de la CGT Zona Norte, entregó a los trabajadores los certificados de cursos de capacitación laboral de 2017 y el primer semestre de 2018. Durante el acto de entrega, en el Teatro del Viejo Concejo, el director del CFP y referente de trabajadores, José Luis Casares (SADOP), y el secretario general de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular CTEP, Esteban Gringo Castro, firmaron un convenio para incorporar al sector en las capacitaciones.

San Isidro CFP CGT Zona Norte interna Baruso
El regente del CFP, Mariano Baruso: "Nuestros alumnos son sobre todo trabajadores"

“Nuestros alumnos van a los cursos, se capacitan, pero sobre todo son trabajadores, algunos ocupados y otros desocupados” explicó el regente del Centro de Formación Profesional N° 404 (CFP), de la CGT Zona Norte, Mariano Baruso, durante el acto de entrega de certificados de cursos realizados en 2017 y en el primer semestre de 2018.

El acto también contó con la presencia del director del CFP, José Luis Casares, del sindicato de docentes privados (SADOP); del secretario general de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular CTEP, Esteban Gringo Castro, de Ricardo Lovaglio, de la Unión Ferroviaria, y de representantes de FOETRA, obreros del Caucho, UPCN, visitadores médicos y otros sindicatos de la región.

San Isidro CFP CGT Zona Norte interna referentes sindicales
Casares y Gringo Castro (der.) con el resto de los representantes sindicales

Fue en el en el Teatro del Viejo Concejo, en San Isidro, distrito donde tiene sede el CFP (en Beccar), y tras la entrega de certificaciones los referentes Casares y el Gringo Castro firmaron un convenio para que los trabajadores de la economía popular también puedan concurrir a capacitarse al CFP.

Certificados

San Isidro CFP CGT Zona Norte interna alumnos escenario
Los alumnos del CFP, docentes y referentes sindicales

El CFP N° 404 de la CGT Zona Norte dicta cursos anuales y cuatrimestrales, entre otros, de electricidad, administración, computación e informática y nuevas tecnologías, en comisiones de entre 12 y 25 alumnos, gratuitos y con títulos oficiales, luego del horario laboral. La sede está en Intendente Neyer 1457. Beccar,

 “Nuestro objetivo -señaló Baruso, que proviene del empresariado industrial- es capacitar a los trabajadores que tienen trabajo y a los que no para que consigan una salida laboral rápida. (…) La educación dignifica”; además informó que este año se promocionará la matrícula para alumnos jóvenes

Casares, en diálogo con denorteanorte.com, explicó que “el modelo de producción está cambiando. Muchos de los trabajos del futuro van a estar plenamente vinculados al desarrollo tecnológico y las tecnologías, por eso desde nuestro CFP decidimos incorporar capacitación vinculada a las nuevas tecnologías”.

San Isidro CFP CGT Zona Norte interna escenario

Asimismo, consideró positivo “que nuestros centros de formación hayan pasado al ámbito del ministerio de Trabajo” pues eso “nos agrega valor porque los títulos van a darlos conjuntamente Educación y Trabajo; además, vamos a resolver cuestiones de gestión más rápido; en el sistema educativo provincial todo era más complejo”.

 El ferroviario Lovaglio agradeció “a las mujeres, maridos, hijos y familias que apoyan a los trabajadores para que estudien”, y agregó: “Desde la CGT queremos reivindicar a los trabajadores que actualmente son tan castigados por las políticas nacionales, Tenemos que estar unidos y pensar en el progreso del país”.

 Convenio

San Isidro CFP CGT Zona Norte interna Casares y Gringo Castro
Casares (con lapicera) y Gringo Castro firman el convenio de capacitación

Sobre el convenio entre el CFP N° 404 y los trabajadores de la economía popular el Gringo Castro evaluó: “fortalece la idea de organización y capacitación, pero además en la economía popular tenemos formas de productivas que son propias de la economía popular en las cuales pueden capacitarse otros también”.  

El referente de la CTEP explicó: “Para llegar al concepto de economía popular partimos de los ´90, cuando nuestros compañeros y compañeras perdían el trabajo, sistemáticamente; después entre 2003 y 2015, en los gobiernos de Néstor y Cristina (Kirchner) se elevó el nivel de ingreso de un sector importante (…)”.

Y agregó: “Así y todo, un sector que nosotros denominamos "de la economía popular", con programas de empleo y changas, no se definían como trabajadores; pero los movimientos populares que se organizan en la CTEP definen que los trabajadores de la economía popular somos los que generamos nuestra propia fuente de trabajo”.

Casares, luego, complementó: “Tenemos que ir juntos por un modelo económico que genere empleo digno para todos los trabajadores. La generación de riqueza está vinculada al desarrollo industrial; esa riqueza debe ser distribuida entre todos los que la producimos. Lo que tenemos que discutir es cómo se distribuye esa renta”.
                                                                                                                                     Gustavo Camps