El diputado nacional, Axel Kicillof, ex ministro de economía de la Nación, estuvo ayer en San Martín en el foro multisectorial que organizó el municipio por el Día de la Industria -que se celebra cada 2 de setiembre-. Allí evaluó que es inexacto atribuir la crisis económica del país a factores externos o “la pesada herencia” como planteó el presidente Macri, también ayer, durante una cadena nacional donde había anunciado mayores ajustes y un nuevo plan con el FMI. “El modelo que están aplicando es netamente antindustrial” evaluó el especialista de Unidad Ciudadana.

El presidente Macri no mencionó la industria, el empleo, la producción. Esto ocurrió también en su discurso (…), por marzo de 2016, en el pleno del Congreso. Nunca hablan de la industria”. Los dichos del ex ministro de economía, Axel Kicillof, fueron ayer en el foro que organizó el municipio de San Martín (click aquí para ir a nota) por el Día de la Industria, que se celebra cada 2 de setiembre.

El actual diputado nacional (Unidad Ciudadana) rebatió los argumentos que había dado ayer también, el presidente Macri (ver nota) por cadena nacional, al reconocer la crisis económica, y anunciar más ajuste, recortes ministeriales y un nuevo plan con el Fondo monetario Internacional -pues no pudo cumplir con el que había acordado antes- para paliar la crisis.

San Martyín Kiciloff interna
Kiciloff y el secretario de Producción y Desarrollo Económico municipal, Alejandro Tsolis (izq.)

Macri, en resumen, argumentó que la crisis era el resultado de factores externos (la lira turca, Brasil, la tasa de interés de EEUU; la guerra comercial China-EEUU), de “la mala política del gobierno anterior”; la sequía; y de los juicios por corrupción a sectores de la oposición (las fotocopias de “los cuadernos”). El presidente, en efecto, no nombró a la industria.

Kiciloff, en cambio, explicó que “lo que está pasando con la industria en todo el país, y acá en San Martín, es el resultado necesario y obvio de la política económica aplica Macri sin ninguna obligación: ni por la tormenta de afuera, ni por la Lira turca, no por lo que encontró. Es una política neoliberal, se aplicó varias veces en la argentina y siempre llevó al mismo lugar” evaluó.

Política neoliberal

Luego agregó: “Las soluciones están a la mano, pero a Macri no le interesan porque el modelo que están aplicando es netamente antindustrial, primarizador, financiero no industrial. El efecto -de la política neoliberal- al revés, no soluciona nada, por el contrario: hace ganar mucha plata a algunos sectores a los que el gobierno le interesa favorecer o forman parte del gobierno”.

Para el economista, el actual modelo -con elementos como: apertura de importaciones, baja en los salarios, altas tasas de interés, tarifazo en servicios públicos- responde a una política que busca y está logrando determinados resultados, mientras que Macri, ayer, había deslizado que “buena parte” de la crisis era “por cuestiones que están fuera de nuestro (su gobierno) control”.

El gobierno -señaló Kiciloff- abrió las importaciones. Lo niega. Lo culta. Los (industriales) que están acá lo saben muy bien: las abrió ¿Que tiene que ver con “la pesada herencia”? ¿qué tiene que ver con que las principales potencias hoy están todas proteccionistas? El gobierno neoliberal de la Argentina no, abre las importaciones y empieza a hacer quebrar la industria”.

San Martyín Kiciloff TAPA
Para el ex ministro de economía debe haber una política industrial

Sobre la baja en salario, indicó: “¿Para que sirve esto? El primer año dijeron que la inflación sería de 20 (puntos), fue 40, con 20 querían cerrar paritarias; el segundo dicen que será de 17 pero termina siendo 20 y pico; y este año empezaron con una inflación de 10, pero según decía hoy el propio ministro de economía será de 42 puntos, pero usó el 10 para frenar las paritarias”.

Kicillof reconoció que a un empresario individual un menor salario le puede parecer una ventaja, “pero es evidente -explicó- que para los empresarios, en su conjunto, es lo que les falta del otro lado del mostrador: la demanda. Esta política de represión salarial, reducción de gasto público y baja de jubilaciones, son las ventas que ustedes no tienen”.

Para el ex ministro de economía hay una política de reducción de salarios. “Es ese 50% que no vende el señor, la panaderías que cerraron, es una política de reducción de salarios” afirmó Kiciloff. En efecto, días atrás se supo que en Wall Strett, el ex vicejefe de gabinete, Mario Quintana, había evaluado positivamente la baja en el salario real en la Argentina.

Sobre la alta tasa de interés actual Kiciloff también fue crítico. “¿Qué solucionó? Para descontar un cheque puede ser del 80%, 90 %. Les llena los bolsillos a los bancos y financieras. Forma parte de la receta neoliberal. Lo hizo Martínez de Hoz. Lo hizo en los ´90 Cavallo. Pero no sirve a los industriales pues, sobre que venden menos, es un costo financiero que se suma”.

Y los tarifazos. El diputado explicó que “no eran de ninguna manera necesarios. Hoy tenemos la nafta en dólares. Petroleo argentino, a costo argentino, vendido en dólares. Por qué: para nada. No hay más inversión, ni más producción energética. Nada. Solo se llenan de plata tres sectores: el exportador concentrado, el financiero y el de servicios públicos privatizados y las energéticas”.

En este punto Kiciloff sacó conclusiones: “No es un problema externo, ni de la coyuntura mundial, lo de Brasil, Turquía, no es lo que se encontró, ni es un caso judicial. Es la política económica. Y no puede ser que sigan distrayendo al sector, que fundamentalmente, es victima en el tejido productivo: los industriales, los empresarios argentinos”.

El ex ministro de economía, finalmente, advirtió: “Y no sospecharía de que esto es una política deliberada, si no fuera porque conozco la ideología de los que hoy está en el gobierno: lo dijo Cavallo “esta es la continuación de mis políticas” (…)” y volvió a advertir: “Esta política termina siempre igual: sobreendeudamiento, exclusión social, desindustrialización”.

Se puede cambiar

kiciloff evaluó que esta serie de medidas “se pueden cambiar mañana”, y sostuvo: “No tienen porque. Pero esa política, de este gobierno, favorece a determinados sectores y como sabemos en economía: beneficiar a un sector es perjudicar a otro. Y el sector productivo argentino, las pymes, el comercio, incluyendo los pequeños productores agropecuarios, son las víctimas”.

En esta línea agregó: “No quiero confrontación, por la confrontación misma. Si, lo digo con todas las letras: si no cambia ya, la política económica, si vamos a ser más vulnerables, más expuestos a lo que pase con la tasa de interés de los EEUU, la lira turca y todos los eventos mundiales. Porque esta política nos deja sin divisas, realmente a la intemperie en una crisis internacional”.

Kiciloff propuso: “bajar la tasa de interés, bajar las importaciones, tratar de no seguir bajando los salarios, que matan de hambre a la gente y la dejan sin laboro,m y además deja a los productores y comerciantes sin clientela” y reafirmó: “Nosotros lo decimos en el parlamento, el intendente (Katopodis) lo dice aquí, lo decimos en todos los foros: tiene que cambiar la política económica”.

Y remató: “Argentina puede tener industria. Necesita tener tarifas (de servicios públicos) lógicas, demanda razonable, tasa de interés baja y administración del comercio. Con estas medidas tuvimos industria en épocas larguísimas de la economía argentina. Estamos acá para defender los intereses de la industria nacional, que es lo que este gobierno, lamentablemente, no hace”.

Gustavo Camps

Anuncios