La Agencia Nacional de Discapacidad -encargada de las políticas de promoción y protección de las personas con discapacidad- difundió cifras de partidas  asignadas para pagos atrasados a prestadores del programa Incluir Salud (para personas con discapacidad, ancianos y otros grupos vulnerables) que no se condicen con los montos adeudados que provienen desde 2016, lo cual amenaza la continuidad de los servicios de salud para ese sector vulnerable.

El programa Incluir Salud que administra la Agencia Nacional de Discapacidad (ADI) asegura la cobertura de salud a personas con discapacidad con invalidez laboral, entre muchos otros sectores vulnerables. Desde 2016 el programa adeuda pagos de servicios a diferentes prestadores (instituciones, profesionales, transportistas, entre otros).

la_obra_don_orione
Algunas personas con discapacidad que asiste la Obra Don Orione (Foto Portal institucional de la Obra)

Este mes la ADI aseguró que asignaría partidas para paliar esa deuda, pero lejos de conformar, la información inquietó, no solo a acreedores y proveedores sino a instituciones y a familias de personas con discapacidad, ya que según evaluaron, las cifras difundidas no se condicen con lo realmente deudado, y esto obviamente, amenaza la continuidad de los servicios.

Una de las entidades que mostró su preocupación fue el Cotollengo Don Orione de la Pequeña Obra Pequeña Obra de la Divina Providencia. Pues según explicaron desde la entidad, la ADIS difundió que, durante la semana que comienza y en octubre, destinaría en total 2.600 millones de pesos para cancelar deudas del período enero-julio del corriente año.

Desde la institución evaluaron que esa cifra -la ADIS difundió que la semana entrante aprobaría partidas por $ 1.300 millones y el resto en octubre- “no alcanza para lo que proponen”; pues explicaron que, además de 2018, se adeudan “el 20% de las facturas de agosto, septiembre y octubre de 2017, y muchísimas facturas complementarias de 2016 y 2017”.

mision-misiones-0-63e6ca4a37
En la región la Obra Don Orione tiene presencia en San Fernando, San Isidro y Tigre

La entidad también puso reparos en las fechas de las partidas pues el “proceso administrativo que se requiere para efectivizarlo, es muchísimo tiempo para tanto atraso”. En síntesis, la Peueña Obra señaló: “nos vemos obligados a aclarar la situación, ya que con lo comunicado oficialmente por la Agencia, estaría muy lejos de resolver la crítica situación”.

No obstante el panorama crítico, la Pequeña Obra de la Divina Providencia (Obra Don Orione) comunicó que “ningún religioso de la Congregación, ni ninguna persona vinculada a la institución, hizo referencia pública alguna sobre la posibilidad de que el Cottolengo fuera a cerrar sus puertas. Tales afirmaciones corren por cuenta del medio de comunicación que publicó tal versión”.

Gustavo Camps

Anuncios