Un estudio que difundió el organismo bonaerense -sobre el poder de compra de las personas que perciben la jubilación mínima- determinó que con su ingreso esa franja de jubilados solo puede adquirir el 40 % canasta básica de los adultos mayores o jubilados diseñada por la Defensoría de la Tercera Edad de la CABA. Este mes, por ejemplo, la franja recibió el 6,8% de aumento pero el índice de suba la canasta fue del 8,53%.

En la región defensoría del pueblo y jubilación mínima TAPAPara el defensor del Pueblo, Guido Lorenzino, “La crisis económica, que se agrava día a día por la suba de la inflación y la devaluación, hace dramática la realidad de los jubilados, en especial los que cobran la mínima. La situación de vulnerabilidad que atraviesan es preocupante porque se multiplican los casos de personas que no pueden comprar alimentos ni medicamentos”.

La evaluación se funda en un estudio, del organismo que encabeza el funcionario, vecino de Vicente López, sobre el poder de compra de las personas que perciben la jubilación mínima ya sea por la Anses como por el Instituto de Previsión Social bonaerense (IPS), en relación con la evolución de los precios durante el año.

En la región jubilaciones y salud (Foto ilustrativa Defensoría del pueblo bonaerense)
(Foto ilustrativa Defensoría del pueblo bonaerense)

La Defensoría observó que la Anses, en setiembre, aumentó la jubilación mínima el 6,8%, y pasó a ser de $ 8.637. Pero el aumento de precios, según el índice “Canasta de alimentos de la Defensoría”, dio un incremento del 8,53% para el mismo periodo, por ende, el haber jubilatorio creció “muy por debajo” del alza de los productos de la canasta observó el organismo.

La Defensoría advirtió también que esa pérdida del poder adquisitivo “queda en evidencia si se toma como referencia el valor de la canasta básica de los adultos mayores o jubilados diseñada por la Defensoría de la Tercera Edad de la CABA, que se ubica en $21.127 mensuales”. Las personas que cobran la mínima ($8.637), sólo podrán cubrir sólo el 40% de esa canasta.

En la región defensoría del pueblo y jubilación mínima TAPAPor otra parte, explicó el informe, si se aplican los porcentajes de gasto de consumo, para un hogar unipersonal, según la Encuesta Nacional de Gastos en los Hogares (ENGHo), del INDEC, una jubilación mínima este mes gastaría en salud el 9,5% del total, un monto de $820, entonces, “un sólo medicamento de $400 ya insumiría la mitad” de lo disponible para salud .

El informe también reveló que si se trata de un jubilado del IPS bonaerense “esta situación se agrava” pues, destacó la Defensoría, el último aumento, en julio, llevó la mínima a $6.217. El hecho es que estos jubilados también gastan en salud casi el 10%, “entonces se encuentran en una desventaja aún mayor” al comparar su menor ingreso con la canasta de la CABA.

La conclusión del defensor del Pueblo es que “El ajuste del haber con la nueva fórmula de movilidad jubilatoria provoca un evidente deterioro en el poder adquisitivo, por lo que es necesario hacer un llamado de atención al gobierno por esta situación y reforzar los mecanismos de contención para ayudar a esta población tan vulnerable”.

GC