Catorce obispos, entre ellos los de las diócesis de San Isidro y San Martín, se reunieron con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, informó la Conferencia Episcopal Argentina en un comunicado prensa. Los obispos exteriorizaron su preocupación por la crítica situación socio-económica de la provincia y del país, la baja del salario real y los despidos de trabajadores de distintos ámbitos.

En la región Obispos con Vidal
Monseñores Han Lim Moon y Ojea

La gobernadora Vidal se reunió con obispos de la provincia, entre ellos Mons. Oscar Ojea, Obispo de la diócesis de San Isidro -que comprende este municipio, Tigre, San Fernando y Vicente López- y Han Lim Moon, obispo auxiliar de la diócesis de San Martín, con jurisdicción en este distrito y Tres de Febrero, anunció un comunicado de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

La gobernadora estuvo acompañada por Santiago López Medrano, ministro de Desarrollo Social y por Gabriel Sánchez Zinny, director general de Cultura y Educación. También estuvo la ministra de Salud y Desarrollo Social de Nación, Carolina Stanley. La prioridad para los funcionarios, según se desprende de la información, parece ser la asistencia alimentaria.

Al comienzo de la reunión, la Gobernadora y la Ministra expresaron su decisión de “extremar todos los recursos para la asistencia alimentaria, en particular en las zonas más carenciadas de la provincia”. La Gobernadora, según la información, se comprometió también a continuar las obras en ejecución y los programas de préstamos del Banco Provincia para Pymes.

Stanley Vidal y Mon. Ojea, de San Isidro, en la Semana Social 2018 (Foto Aica)
Stanley acompañó a Vidal en el encuentro con obispos (Foto AICA, Semana Social 2018)

Los obispos, según informó el comunicado de la CEA, le manifestaron a los funcionarios su preocupación respecto de la crítica situación socio-económica de la provincia y del país, la baja del salario real y los despidos de trabajadores de distintos ámbitos, y expresaron su compromiso de acompañar a quienes sufren estas situaciones.

Asimismo mostraron su predisposición “a continuar trabajando” desde las Cáritas diocesanas con el foco “en la labor que se desarrolla diariamente con quienes viven en contextos de pobreza”. Los obispos agradecieron a la gobernadora “la invitación” al diálogo y valoraron que este respete “tanto la autonomía de la Iglesia como la del Estado” y favorezca la cooperación.

Además de los obispos de nuestra región, estuvieron: Rubén Frassia, Obispo de Avellaneda-Lanús; Mons. Hugo Salaberry, Obispo de Azul; Mons. Jorge Vázquez, Obispo de Morón; Mons. Eduardo García, Obispo de San Justo; Mons. Gabriel Barba, Obispo de Gregorio de Laferrere; y Mons. Ariel Torrado Mosconi, Obispo de Nueve de Julio...

Y también Mons. Fray Carlos Aspiroz, Arzobispo de Bahía Blanca; Mons. Víctor Manuel Fernández, Arzobispo de La Plata y sus obispos auxiliares, Mons. Nicolás Baisi y Mons. Alberto Bochatey; Mons. Fernando Maletti y Oscar Miñarro, obispo titular y auxiliar de Merlo-Moreno, respectivamente.