En agosto los despidos y suspensiones ascendieron a 6.233 casos, casi el doble de los del mismo mes del año anterior, que sumaron 3.191 casos” dio a conocer un informe del Centro de Economía Argentina CEPA. Los mayores índices “se percibieron -según el informe- en el sector industrial y en la administración pública, que representan el 91% de los casos”. Durante los primeros dos meses del año los despidos se centralizaron en el sector público.

Informe CEPA Pinterest trabajador
El panorama que da el CEPA muestra que con el modelo imperante el sector trabajo es de los más endebles.

La evolución de los despidos y suspensiones en los primeros ocho meses del corriente año asciende a 39.097 casos, de los cuales 15.300 casos correspondieron a empleo público y 23.797 a empleo privado”, determinó un estudio del CEPA que “Los datos implican un promedio de 4.887 despidos y suspensiones mensuales durante los primeros ocho meses de 2018”.

Integran el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) profesionales de distintas disciplinas. Desde su óptica “las decisiones de política económica están siempre mediadas por profundas disputas de poder”. Su director es, Hernán Letcher, vecino de San Martín, contador público (UBA); magíster en Economía Política (FLACSO); y edil en su distrito (Unidad Ciudadana).

Sobre “los primeros ocho meses de 2017 -destacó el informe CEPA- los despidos y suspensiones en igual período de 2018 superan en 10.408 casos” al año anterior. Esto representa un incremento de 36% respecto de 2017”. El gobierno, hay que reconocerlo, no ha gestionado nada efectivo al respecto, salvo advertir que la situación general de la economía va a empeorar.

El estudio, asimismo, observa que “en los primeros dos meses del año (actual) los despidos del sector público resultan más significativos”, mientras que “en los siguientes cinco meses toman ´la posta´ los despidos del sector privado, para llegar a agosto, donde convergen en despidos del sector público y privado casi por igual”.

Informe CEPA trabajador GRUA
En los dos primeros meses del año (actual) los despidos del sector público resultaron más significativos que en el sector privado

El panorama que da el CEPA muestra que con modelo imperante el sector trabajo es de los más endebles. Hasta los sectores vulnerables son asistidos con algunos programas, que tal vez sirvan para que no empeore más su situación paupérrima, pero los trabajadores entre devaluaciones monetarias, paritarias inexistentes o a la baja, despidos y suspensiones, no tienen respiro.

Estatales e industria, los más golpeados

Informe CEPA trabajador UNA MARCHA INTERNA
Los trabajadores resisten los despidos y las reformas laborales que los perjudican

El informe CEPA determinó que los despidos y suspensiones en la construcción restaron 392 trabajadores. Las empresas de capital estatal despidieron a 5.174 trabajadores; el sector público, en la órbita del Poder Ejecutivo, dejó sin empleo a 10.126 personas; la industria despidió y suspendió a 17.972; el sector primario expulsó a 366 y los servicios a 5.067 trabajadores.

En porcentuales, calculó el estudio del CEPA, los despidos y suspensiones de la industria fueron del 46%. Esto hasta puede explicar el conflicto laboral en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), creado para apoyar al sector que las actuales políticas perjudican. Le siguió el sector público, que entre los casos en el Poder Ejecutivo y las empresas estatales llegó al 39%.

En la industria, destacó el informe CEPA, “se observa la continuidad en el proceso de expulsión laboral a lo largo de los primeros ocho meses del año, promediando 2.247 casos mensuales. Como se mencionó, particularmente en agosto de 2018, los despidos y suspensiones del sector industrial fueron significativos, pues representaron el 47% de los casos totales del mes”.

Informe CEPA trabajador industria
Los despidos son consecuencia de políticas del gobierno que no benefician a la industria pequeña y mediana

CEPA computa para el período noviembre 2015-agosto 2018 despidos que ascienden a 80.859, sin contar suspensiones, en la industria. El Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) computa 88.552 trabajadores menos en el sector, entre noviembre 2015 y junio 2018, una cifra mayor, pero que efectivamente constata la tendencia del informe de CEPA.

Derechas y dictaduras

Si se tienen en cuenta los despidos y suspensiones por sector de actividad, el sector público lidera la exclusión de trabajadores con 10.126 casos y 5174 de empresas estatales. El lugar es compatible con la visión conservadora de derechas que abomina el empleo estatal (“Achicar el Estado es agrandar la Nación” era el lema de gobiernos, de esta ideología, y dictaduras).

Informe CEPA trabajador MEZCLADORA
CEPA computa para el período noviembre 2015-agosto 2018 despidos que ascienden a 80.859, sin contar suspensiones, en la industria.

Al Estado le sigue la industria “con 17.972 despedidos, el sector servicios con 5.067 casos, 366 casos en el sector primario y 392 casos en construcción” detalló el informe de CEPA. Dentro de la industria, también como ha ocurrido históricamente, encabeza el sector textil, informa el CEPA, seguido por el sector automotriz y de autopartes, alimentos y bebidas, y el sector metalúrgico.

Luego siguen el sector de electrónica y electrodomésticos, marroquinería, frigoríficos, calzado, petróleo, hidrocarburos y refinería. Fuera del informe de CEPA se puede aportar que los despidos de trabajadores industriales son un signo de la crisis en el sector empresario industrial, que en todos estos periodos en análisis fue a la baja; y solo la actividad financiera tuvo logros.

Si volvemos al informe CEPA, este indica que “entre los servicios, se ubican el sector comercio, que representa el 58% de los despidos y suspensiones. Presentan despidos, además, el sector de medios de comunicación, transporte, aerocomercial, limpieza, salud, peaje, gastronómicos, estaciones de servicio, seguridad, medicina, juego, bancario, educación, clubes y obras sociales”.

Informe CEPA trabajador CONSTRUCCIÓN
“Aunque en menor cantidad -destaca el informe de CEPA también- hubo suspensiones y despidos en el sector construcción y el sector primario (actividad pesquera)”.

En el sector público -determinó el estudio de CEPA- hubo despidos en entes descentralizados como el Conicet, Vialidad, INTI, Coros y Orquestas y SENASA, en municipalidades. También los hubo en el Poder Ejecutivo, en los Ministerios de Agroindustria, Desarrollo Social y Economía, y en el Gobierno bonaerenses, entre otras provincias. Así como en empresas de capital estatal.”

Entre estas últimas, detalló el informe de cepa, los hubo en Yacimiento Carbonífero de Río Turbio YCRT; Ferrobaires; Nucleoeléctrica Argentina; YPF; Fábrica Argentina de Aviones SA FADEA, y Fabricaciones Militares. “Aunque en menor cantidad -destaca el informe también- hubo suspensiones y despidos en el sector construcción y el sector primario (actividad pesquera)”.

El informe de CEPA no deja dudas, pero si además agregamos, que se han abierto las importaciones en varios de los rubros industriales nombrados, es un hecho: el modelo del actual gobierno no prioriza ni cuida la industria. La pregunta que puede quedar para que el lector se entretenga en casa es: ¿Que país es posible sin una industria fuerte? O para cuántos.

GC