La línea 60 del grupo DOTA estuvo de paro ayer viernes hasta medianoche, pero hoy y mañana domingo funcionará con normalidad, y a partir del lunes prestará servicio a reglamento “en reclamo por despidos arbitrarios y las malas condiciones de las unidades y las frecuencias insuficientes” anunció la comisión interna en un comunicado de prensa.

En la región conflictgo en la 60 (Foto agencia oficial de noticias Telam)
Los trabajadores denuncian despidos arbitrarios, malas condiciones de las unidades, frecuencias insuficientes y vaciamiento de la línea (Foto Télam)

Hace tiempo que la 60 dejó de ser “la internacional” para pasar a ser una de las líneas de colectivos con el peor servicio de la zona norte del conurbano. Esperas larguísimas, y coches que se quedan a mitad de camino, son moneda corriente, y unos de los primeros que dan cuanta de esta anomalía son los propios choferes que cada dos por tres entran en conflicto laboral.

En 2015 los trabajadores estuvieron más de 40 días corridos en conflicto laboral, básicamente por las mismas razones que en la actualidad, pero en 2016 el electricista de automotores, David Ramallo, murió aplastado por un coche al fallar el autoelevador y una vez más se desató el conflicto. Entonces y actualmente los trabajadores denuncian las malas condiciones de trabajo.

Ayer a la tarde la comisión interna, emitió un comunicado donde informó a los usuarios “que por resolución tomada en asamblea general, la línea 60 retoma sus servicios a partir de la hora 0 del sábado 6 (hoy) (...)” y “a partir del lunes se prestará servicio a reglamento en reclamo por despidos arbitrarios, las malas condiciones de las unidades y frecuencias insuficientes.

Para “el cuerpo de delegados y trabajadores de MONSA” las deficiencias que denuncian son “producto del vaciamiento que sistemáticamente viene llevando el grupo DOTA”. La empresa en cuestión es dueña, en forma directa o a través de sociedades, de más de 30 líneas de colectivos entre las que se destacan las 60 -desde 2012-, 57, 132, 21, 28, 117 y 161 entre muchas más.