El papa Francisco canonizó al padre Oscar Arnulfo Romero, Monseñor Romero, salvadoreño, el santo de América, el sábado último. Hasta su asesinato, el 24 de marzo de 1980 mientras oficiaba una misa, fue arzobispo de San Salvador, donde hasta la actualidad, más allá de la canonización, se lo respectaba y se lo reconocía como a un santo. Ayer lunes, informó la agencia católica de noticias AICA, el santo padre recibió en el Aula Pablo VI del Vaticano, a los peregrinos de El Salvador que fueron por la canonización.

Monseñor Romero (Foto Wikipedia)
Monseñor Romero (Foto Wikipedia)

En la mañana del ayer lunes 15, el Papa Francisco recibió, a los peregrinos de El Salvador que fueron a Roma en ocasión de la canonización de San Oscar Romero, en el Aula Pablo VI del Vaticano, anunció un comunicado de prensa de la agencia católica de noticias AICA.

El cura Romero defendió a los más pobres de su país, denunció las violaciones de derechos humanos por razones políticas, y por esas prédicas fue asesinado el 24 de marzo (fecha clave para la Argentina y los derechos humanos) de 1980 mientras oficiaba misa.

En su discurso, informó la agencia católica de noticias AICA, el Papa Francisco “agradeció y saludó a los más de 5.000 peregrinos que han venido a Roma para participar en la canonización de monseñor Romero y venerar a un pastor insigne del continente americano (…)”.

San Oscar Romero supo encarnar con perfección la imagen del buen Pastor que da la vida por sus ovejas –precisó el Papa al saludar a los obispos de El Salvador- por ello, y ahora mucho más desde su canonización, pueden encontrar en él un ejemplo y un estímulo, en el ministerio”.

El asesinato de Romero el 24 de marzo de 1980 (Foto Ecce Christianus - WordPress.com)
El asesinato de Monseñor Romero, 24 de marzo de 1980. (Foto Ecce Christianus - WordPress.com)

El pontífice saludó “a todo el Pueblo santo de Dios que peregrina en El Salvador y vibra hoy por el gozo de ver a uno de sus hijos en el honor de los altares. Sus gentes tienen una fe viva que expresan en diferentes formas de religiosidad popular y que conforma su vida social y familiar”.

Luego destacó la “predilección” de Romero por los más necesitados “(..) Estímulo para testimoniar el amor de Cristo y la solicitud por la Iglesia, sabiendo coordinar la acción de cada uno de sus miembros y colaborando con las demás Iglesias particulares con afecto colegial”

San Romero el cura de los pobres salvadoreños
El Papa Francisco puso la representación del pueblo de Dios en Angelita Morales -la secretaria de monseñor Romero desde la década de los 70-, informó la agencia AICA (Foto Agencia AICA)

Francisco, informó AICA, alentó a los religiosos a inspirar su sacerdocio en la vida de Romero: “háganse dignos de sus enseñanzas, siendo ante todo «servidores del pueblo sacerdotal», en la vocación a la que Jesús, único y eterno sacerdote, los ha llamado”.

Luego los exhortó a esforzarse “para dar cauce a ese anhelo infinito de Dios de perdonar a los hombres que se arrepienten de su miseria, y para abrir el corazón de sus hermanos a la ternura del amor de Dios, también a través de la denuncia profética de los males del mundo”.

El Papa, informó AICA, dio cuenta de la violencia en El Salvador, valoró que pese a las dificultades “ese Pueblo resiste y va adelante"; y consideró que “el recuerdo de san Oscar Romero es una oportunidad excepcional para lanzar un mensaje de paz y de reconciliación a todos los pueblos de Latinoamérica”.

GC