Los salarios perdieron 9 puntos contra la inflación entre enero y agosto. La devaluación y posterior aceleración de los precios provocó que entre enero y agosto de este año, lo salarios perdieran 9 puntos respecto de la inflación. En tanto que en un año, cedieron 12 puntos, según los datos oficiales del INDEC, que difundió la agencia federal de noticias INFOGEI.

images
el dibujante sanfernandino Meiji lo resume con maestría (Foto Pinterest)

Si se compara con agosto de 2017, el costo de vida subió 12 puntos más que las remuneraciones. Las cifras corresponden a los últimos datos de salarios del INDEC, informó la agencia federal de noticias INFOGEI. En agosto, asimismo, los salarios aumentaron 2,8%, mientras que los precios lo hicieron 3,9%, y los más perjudicados fueron los empleados públicos y en negro.

Según el trabajo oficial, destacó el parte de INFOGEI, “así se amplió la brecha que dejó a los sueldos 9 puntos por abajo con relación a fin de 2017 y 12 puntos si se compara con el mismo mes del año último”. Los trabajadores formales del sector privado lograron recortar la pérdida del poder adquisitivo de sus remuneraciones por haber conseguido mejores aumentos.

Los privados formales tuvieron mejoras de 17% desde enero (7 puntos menos que la inflación) y 24% con relación a un año atrás (10 puntos menos que la inflación). En cambio, los trabajadores del sector público lograron subas de 15% en ocho meses (9 puntos menos que la inflación) y 21% en un año (13 puntos por debajo de la inflación).

En la región salarios en picada 2
(Foto Centro de Empleados de Comercio Oliva en Pinterest) )

En tanto, los empleados en negro obtuvieron mejoras de apenas 9,6% en ocho meses de 2018 y 18% contra agosto de 2017. Esto implica una pérdida del poder adquisitivo de entre 15 y 16 puntos respectivamente- concluye el parte difundido por INFOGEI, sobre datos del instituto oficial de censos y estadística INDEC.

La situación de los empleados públicos, que en el caso de la provincia de Buenos Aires los sindicatos respectivos denuncian desde hace tiempo, es otro signo de que el gobierno, sin una política clara que mejore la producción, al sector industrial y a la pequeña y mediana empresa, más allá de anuncios que no pasan de la foto, solo atina a sacar fondos de donde le es más fácil.

Según la información que también difundió INFOGEI, “la industria tuvo en agosto 32.000 empleos menos que en el mismo mes del año pasado (2017), según datos de la (ahora) Secretaría de Trabajo”. El peso del ajuste del gobierno es aplastante para el sector dicen desde la UIA, y evalúan que un dólar estable con tasas de más del 75% no mejora la situación.

Presión tributaria a pymes, descuentos por paros y liquidación de sueldos con errores a la baja a trabajadores del Estado (nunca a la alta, curiosamente) -esto lo denuncian los sindicatos docentes constantemente- la situación encaja con las demandas del FMI para entregar créditos que después se diluyen en el juego financiero, pero deben pagarlos la sociedad en su conjunto.

GC