La periodista local, Verónica Zeller, vecina de Vicente López, y de larga trayectoria en la región, aclara desde su propia experiencia personal, algunos conceptos erróneos, de colegas nacionales que cubren o deben introducir coberturas sobre, Carla Soggiu, la mujer desaparecida en Pompeya, presunta víctima de femicidio. Nadie como el periodista local para sufrir -o divertirse o indignarse- con los errores de localidades, nombres, lugares particulares y tanto más, cuando el colega nacional se anima a salir de su cómoda redacción capitalina hacía el exótico conurbano, pero en el caso de Verónica hay más.

Por Verónica Zeller*

Vero Zeller

Respecto a la desaparición de la señora Carla (Soggiu), en Pompeya, antes que nada... vale una reflexión sobre la utilidad de un botón antipánico: ¡¡Lo activó dos veces, y así y todo está desaparecida!!

Por otro lado escuché decir que, "por tener hidrocefalia" controlada por una válvula de derivación, podría “haber recibido un golpe” que la hizo "desorbitarse" y "perderse por ahí", y que “pudiera ser que no supiera ni donde está... “

Señores de los medios: un golpe en la cabeza, y el estar desorbitado, pueden ser situaciones afines ¡Pero NADA TIENE QUE VER LA HIDROCEFALIA con esto! Si la válvula deja de funcionar, "se frena" o no cumple con sus funciones, la persona no pierde su esencia.

A lo sumo, va a sentir un terrible dolor de cabeza (y puedo asegurar que no es un dolor de los normales, sino que se siente como si una pelota picara dentro de la cabeza). Lo digo con conocimiento de causa, ya que yo también tengo HIDROCEFALIA, y también tengo UNA VÁLVULA.

Cada vez que (accidentalmente o intencionalmente) fue frenada esa válvula, yo no dejé de ser "un ser humano" (que también escuché decir que la chica “volvió a ser un ser humano normal” después de operada). Tener hidrocefalia no te hace más o menos inteligente ¡Sólo para tenerlo en cuenta!

*periodista local, vecina de Vicente López

Anuncios