Será en la Parroquia Santa María del Camino en el Bajo Boulogne hoy viernes 19, a partir de las 17. Invita la Pastoral de los Trabajadores y participarán sindicatos y trabajadores de la CGT Zona Norte. Estará el obispo diocesano, Mons. Oscar Ojea, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) que con motivo de la Pascua 2019, envió un mensaje a toda la Diócesis de San Isidro, que abarca los municipios de Tigre, San Fernando, Vicente López y San Isidro.

56922745_602832976883721_5055991700774715392_n
Algunos de los miembros de la Pastoral de los Trabajadores

En el marco de las celebraciones religiosas por Semana Santa, la Parroquia Santa María del Camino, en el Bajo Boulogne, situada en Irigoyen 2140, y Segurola, organiza el tradicional Vía Crucis, hoy viernes 19, a partir de las 17, con la participación de la Pastoral de los Trabajadores y trabajadores y sindicatos de la CGT Zona Norte.

Durante la semana la pastoral obrera preparó el Vía Crucis, para acompañar los momentos de padecimiento de Jesús -conocidos como las 14 estaciones- y difundió un título para reflexionar sobre el valor del trabajo: “¿No es este el hijo del carpintero?”. De la celebración participarán referentes de la CGT Zona Norte como , José Luis Casares, de docentes privados SADOP.

Los organizadores difundieron que participará el obispo diocesano, Monseñor Oscar Ojea, que esta semana envió un mensaje a la comunidad de la Diócesis de San Isidro, que componen los cuatro municipios costaneros, “pidiendo juntos a Jesús que podamos vivir intensamente en nuestros corazones la alegría y la paz de que nos trae la Resurrección” informaron desde la CEA.

Monseñor Ojea

En su comunicación de Semana Santa el obispo Ojea expresó: “Nos duele tanta oscuridad en el plano social, tanto sombra y sin embargo Cristo resucito y esto quiere decir “Te cambio el corazón y apuesto por vos, sigo creyendo en vos”, en un sucinto pero reflexivo mensaje que concluyó con un deseo de bendiciones en esta Pascua 2019.

San Isidro vía crucis en Boulogne INTERNA 1 Monseñor Ojea
Mons. Ojea

Luego agregó: “Nos vamos sosteniendo mutuamente en la esperanza. Tenemos que mirar con admiración la esperanza de los más pobres, que se levantan todos los días para ganar el pan con el sudor de su frente y también con el sudor del corazón, si pensamos en las condiciones de trabajo tan injustas que vivimos, tan lejanas en algunos casos a la dignidad de las personas”

Y exhortó: “Pidamos con humildad para todos la virtud de la esperanza que tanto necesitamos para vivir y a la que nos alienta tanto la mirada, el nacimiento de un niño. A nosotros nos sostiene en la esperanza la resurrección de Jesús porque los cristianos no somos vendedores de fantasía; somos testigos de esperanza y (...) le pedimos al Señor con humildad poder transformar este mundo (...) y hacerlo más justo, más fraterno, más humano y cristiano”.

GC