La Provincia de Buenos Aires prorrogó la Ley de Promoción de Software N° 13.649, que otorga exenciones de impuestos provinciales (Ingresos Brutos, Inmobiliario y Sellos) al sector. En nuestra región beneficia a empresas de San Isidro, Vicente López, Tigre, anunció un comunicado del ministerio de Producción, que informó que el beneficio también incluye a los municipios de General Pueyrredón y Luján.

Promoción a desarrolladpore de software INTERNA 1
Hasta ahora desde Producción calcularon que el sector ahorro $ 41.000.000, de costo fiscal

Las firmas de software que soliciten la exención enmarcada en la la Ley de Promoción de Software N° 13.649, tendrán hasta el 31-12-2019 para gestionar de manera formal ser incluidas como beneficiarias, anunció el ministerio de Producción bonaerense, en un comunicado de prensa que especificó que en nuestra región abarca empresas de Tigre, San Isidro y Vicente López.

La ley de Promoción explicaron desde Producción, otorga exenciones en tres impuestos básicos -Ingresos Brutos, Inmobiliario y Sellos- a empresas dedicadas al desarrollo de software radicadas en la provincia. Según se destacó, la medida incluye a los municipios de General Pueyrredón, La Plata, Luján, San Isidro, Vicente López y Tigre.

Promoción a desarrolladpore de software INTERNA 2
Las firmas de software que soliciten la exención enmarcada en la la Ley de Promoción de Software N° 13.649, tendrán hasta el 31-12-2019 para gestionar de manera formal ser incluidas como beneficiarias

La industria del software sigue creciendo en la Provincia y nosotros debemos acompañar ese desarrollo con medidas concretas que beneficien al sector”, manifestó el ministro de Producción bonaerense, Javier Tizado. Desde Abril de 2017 a Diciembre de 2019, el área calculó que las empresas enmarcadas en la medida ahorraron $ 41.000.000 millones de pesos de costo fiscal.

Según consignó la comunicación de Producción, los requisitos para estar contemplado en la Ley son: Hacer investigación y desarrollo, certificar normas de calidad o exportar (cumplir con dos de estas tres opciones). Destinar más del 50% de la actividad de tu empresa al desarrollo de software. Estar constituido como persona jurídica. Tener CUIT y clave fiscal nivel 2 en AFIP, y Contar con Trámites a Distancia (TAD) asociado a AFIP.