El columnista Walter Sánchez, docente de San Isidro,  sigue analizando la economía y la política al fragor de los días que corren y lo primero que observa es que octubre está mucho más lejos de lo que pueden contar cinco meses. Uno de los aportes, sin duda interesantes, es que si la columna es crítica las fuentes que toma para el análisis no pueden ser observadas como opositoras; datos del INDEC, notas del matutino Clarín, el informe de la UCA. Y al final de la nota revela un dato de las últimas elecciones en Santa Fe que sin duda dará para pensar. 

Por Walter Sánchez*

walter sanchez

Semanas atrás señalábamos que el Gobierno había tenido un "jueves negro" (21-03) sin embargo, dado la magnitud y la velocidad con que se está desenvolviendo la crisis ya no podemos hablar de "días negros" sino de "meses negros" y es el caso de abril. El mes comenzó con el famoso informe de la UCA que señala el fracaso completo del gobierno y su slogan de campaña: "Pobreza Cero": 32% de la población casi13 millones. Días después el INDEC confirma la cifra desde otra perspectiva (Mientras el Indec mide solo los ingresos, la UCA abarca elementos que hacen a las de condiciones de vida: acceso al agua potable, gas natural, tipo de vivienda etc.) más de 2 millones y medio de nuevos pobres.

El último informe del indec nos muestra que se necesitan más de $28.000 para no caer en la línea de pobreza. Luego vino la primera corrida bancaria el dólar se disparo y otra vez, el FMI sale en auxilio del gobierno al permitir que venda en el mercado casi 10 mil millones de dólares en el mercado. Algunos llegaron a pensar que con eso tiraba unos meses, sin embargo, la ilusión duro apenas unos días: una nueva corrida hizo trepar al dólar hasta 47 pesos. El Plan anticrisis del gobierno resulto ser un verdadero "plan fraude"; el pacto entre caballeros de Dujovne duro un suspiro como cualquier pacto hecho con palabras devaluadas. Tanto en los planos económico y político, como en el social, este es un gobierno en caída libre.

imagen ilustrativa pinterest 1
imagen ilustrativa Pinterest

Lo que importa ahora es saber las causas de este nuevo estallido. Un periodista del matutino Clarín lo explica muy bien "Fue el lunes cuando los "lobos" de Wall Street tomaron una decisión secreta y contundente: no invertir en bonos argentinos, ni un dólar de la millonada que cobraron -en esa jornada- de la casa Rosada. Ese día el Tesoro argentino abonó vencimientos externos por la friolera de 3.500 millones de dólares. La resolución del presidente fue concreta: cumplir con las obligaciones externas para generar mayor confianza internacional en la Argentina. Pero ocurrió lo contrario. Wall Street embolso los fondos y tomó una resolución drástica: no invertir en la Argentina. En otras palabras: cobraron los 3.500 millones de dólares y se llevaron todo el dinero a los Estados Unidos. Así lo confirmo Clarín en fuentes oficiales. Existe un informe de la secretaría de Finanzas que lo confirma". En criollo, los acreedores ya no confían en el gobierno, temen un default en 2020 y se adelantan a la situación. No renuevan, corren al dólar, desarma sus carteras en pesos y se van del país. Es tal la desconfianza que para renovar la LETES en dólares debió aumentar la tasa de interés al 6%

Otro elemento importante para entender la etapa es que el gobierno "quemó todos los cartuchos": vendió dólares a futuro, subió los encajes, utilizo al ANSES para autocomprarse bonos, utilizo los recursos del Banco Nación, Ciudad y Provincia, aumento las tasas de interés (por las leliq ya supera el 73%), corrió las bandas de no intervención y hasta utilizo los dólares del FMI. Hasta los ingresos por la soja fueron totalmente insuficientes! ¿Qué otras medidas de la macroeconomía le quedan por utilizar? ¿Acaso un Cepo cambiario? ¿Un bonex? Cualquier medida que tome implicaría un estallido social. Ya no le quedan herramientas para bajar el dólar.

Tasas-web-0419
imagen ilustrativa (BCRA)

Sin margen

Una tasa que ya no actúa como freno al dólar, una inflación que nadie proyecta por debajo del 40%, un dólar a futuro que cotiza en Wall Street a 61,05 y el Rofex de Rosario a 58,30 ambos para diciembre de este año (el Cronista Comercial ), caída del consumo y la actividad industrial; esta es la base material para entender implosión política de Cambiemos en varias provincias (Córdoba, La Pampa etc) y sus reveses electorales. Por si hay alguna duda de que fue un "mes negro", Cambiemos cerro el mes con una de las peores elecciones en Santa Fe; quedó tercero con apenas 20%, en una provincia, donde pocos años antes casi gana, además de ser sumamente importante por su peso electoral.

En este contexto se suman las voces de un recambio político -el famoso “Plan V”: Vidal presidenta- o de un adelantamiento de las elecciones, incluso se especula con una ruptura del PRO, todo puede pasar porque simplemente no tiene margen ni económico ni político. Puede ocurrir incluso, que se vuelva a presentar Macri, pero ya como un cadáver político. No debiera sorprender a nadie pues la política argentina es el único plano de la vida donde los muertos siguen viviendo. Lo único cierto es que Octubre queda lejos, muy lejos y todo el proceso electoral está subordinado a los desafíos de una etapa caracterizada por una crisis excepcional, sino miren las elecciones de Santa Fe donde un llamativo e inesperado candidato se quedo con un cómodo cuarto lugar: el voto en blanco.

*Delegado y congresal SUTEBA San Isidro

Anuncios