El director teatral, Alejandro Rumberger, además director de la Sala Aparecidas, en Gral. Pacheco, comprometido militante político del peronismo en Tigre, en el espacio Tres Banderas del Frente Patria Grande, exhorta a que las autoridades de su partido a nivel nacional le den vía libre a las elecciones PASO en el distrito para garantizar algo básico, explica: la democracia. Rumberger critica lo que llama sin eufemismos: dedocracia, y advierte a la dirigencia central que están avisados: de haber derrota serán responsables.

Por Alejandro Rumberger*

Alejandro Rumberger

Un día estás yéndote de un lugar al que ayudaste a construir. Deseas que no sea así, que algo haga cambiar el desenlace. Pero la injusticia tiene rostros, caras, actitudes de gente horrible, mezquina, sin formación ni ética para dirigir, entonces organizas la retirada y te vas con cuarenta o cincuenta más, que estaban igual.

Buscas, intentas encontrar posibles espacios con linea nacional y un día vez la luz. Decís “Es acá”. Vas. Venís. Te quedás. Ahí estamos los 40 compartiendo vida, amor, desolación y algo de esperanza, sosteniendo nuevos espacios, creando juegos y conteniendo el hambre, el de saber y el de la panza.

Nos pusimos muy felices cuando nuestra conductora dijo que sería la segunda en pos de la unidad, y cuando propusieron al querido rusito a la provincia, guau, pensamos: ¡Ya está! Volvíamos a ser felices. Dibujábamos nuevas esperanzas. En Tigre hacía meses que estrenábamos relación con el municipio, algo impensado en otros tiempos.

Nos recibían, nos escuchaban. Hablábamos de nuestras necesidades y de lo que pensamos. Proyectamos cultura, salud y educación para el distrito. Veíamos -vemos- en el intendente a un dirigente, un interlocutor serio. Vemos a un compañero.

Hoy resulta que desde algún lugar de la galaxia quieren decidir que Tigre no sea Tigre sino una oficina de intercambio de favores con otros dirigentes. Anulan así cualquier perspectiva territorial, la identidad de un pueblo, la soberanía y la posibilidad de emanciparnos.

Somos periferia y queremos decidir como tales. Somos conurbano, no centro. No somos álbum de nadie. Ni figurita que se pone, se saca y se pone en otro lugar. Respeto. Eso pedimos. Respeto al pueblo de Tigre. Respeto a la voluntad popular.

Lo singular que se desarrolló en Tigre no sucedió en ningún lugar. Volveríamos mejores dijimos. Eso implica sin dedocracia. Sabemos que perdemos Tigre de la mano de ese dedo. Sepan que cada territorio es importante porque hay pueblo en ellos. No números. No baraja.

Solo gente que hace años discute, piensa y sueña con volver a ser feliz con todos, todas y todes. Salud compañeras y compañeros. Queremos elegir lo mejor. Y si eso no sucede haremos responsable a cada uno de ustedes por la derrota. Las paredes y la memoria de pueblo sometido en Tigre serán difíciles de borrar. Viva Perón y Evita. Néstor y Cristina. Y que viva la democracia, o sea, la posibilidad de elegir en una PASO ¡Abranlá!

Director teatral, a cargo de la Sala Aparecidas, de Gral. Pacheco. Referente del espacio Tres Banderas, del Frente Patria Grande liderado por Juan Grabois