Durante un acto conmemorativo en el cementerio de Olivos, la semana última, el sindicato de trabajadores municipales de Vicente López STMVT, que conduce Victorio Pirillo, recibió en custodia las llaves de la boveda de la familia Valle. El general Juan José Valle fue fusilado el 12 de junio de 1956 tras un levantamiento fallido contra la dictadura (1955-1958) del general Pedro Eugenio Aramburu, donde además fueron fusilados clandestinamente civiles en lo que se conoce como «los fusilamientos de JL Suárez» descubiertos y revelados por el periodista Rodolfo Walsh. Pirillo fue amigo personal de Susana Valle (1936-2006), la hija del general fusilado.

Vicente López Susana Valle Pirillo INTERNA 1
Berta Carranza y Soledad (der.), la nieta del General Valle, con Pablo Puebla y militantes y familiares de Valle

En el cementerio de Olivos se congregaron un centenar de militantes para conmemorar la memoria del general, Juan José Valle (1904-1956), y otros militares y civiles fusilados entre el 9 y el 12 de junio de 1956, tras una sublevación fallida que Valle encabezó contra la dictadura militar que había derrocado a Juan Domingo Perón en 1955. Fue el miércoles 12 del actual.

Por lo clandestina e ilegal de la masacre, la dictadura encabezada por el general, Pedro Eugenio Aramburu (1903-1970) pasó a la historia con el mote de «La Fusiladora», un juego de palabras que surge del hecho de que al derrocar por las armas al gobierno de Perón, surgido de las urnas, los facciosos habían autodenominado el golpe de Estado como «Revolución Libertadora».

También quedó plasmado en la historia que la dictadura de Aramburu conocía la existencia del levantamiento de antemano, pero no lo desbarató con anterioridad para justificar la matanza del general opositor sublevado, pero también de los civiles, todos adscriptos al peronismo, una fuerza política naciente que ponía en tela de juicio los privilegios de las clases dominantes.

Vicente López Susana Valle Pirillo INTERNA 3
Una foto para el recuerdo: la diputada nacional Lita Artola (1953-2007) a la izq.; y Susana Valle (1936-2006), hija del Gral. Valle, con Victorio Pirillo, secretario general del STMVL, años atrás en un homenaje a Valle

Los fusilamientos ilegales de civiles fueron revelados por el periodista, Rodolfo Walsh, en la obra fundante del género literario periodismo no-ficción. Operación Masacre (1957), donde descubre que en los fusilamientos de JL Suárez sobrevivieron Horacio Di Chiano, Julio Troxler, Reinaldo Benavídez, Rogelio Díaz, H, Norberto Gavino, Miguel Ángel Giunta y Juan Carlos Livraga.

Walsh también revela que los asesinados en JL Suárez fueron Carlos Lizaso, Francisco Garibotti, Vicente Rodríguez, Mario Brión y Nicolas Carranza. En el cementerio de Olivos, los presentes vitorearon los nombres cuando fueron recordados por Berta Carranza , hija de Nicolás; también estaba en el homenaje, Soledad Perusset nieta del general e hija de Susana Valle .

Vicente López Susana Valle Pirillo INTERNA 4
Pirillo y Susana Valle. El líder de los municipales de Vicente López y la hija del Gral. Valle cultivaban una amistad personal

Rindieron sentido homenaje en sus discursos Pablo Puebla, secretario general de CTA San Martín -hermano del recordado dirigente peronista, Eduardo Puebla- jóvenes de las agrupaciones Organizaciones Libres del Pueblo, La Simón Bolívar y el secretario general general del sindicato de municipales de Vicente López STMVL, Victorio Pirillo, amigo personal de Susana Valle.

Desde el sindicato relataron que era común ver a Susana en la sede sindical del STMVL, en la calle Alberdi, en charlas, y en meriendas, con Pirillo y otros dirigentes, donde aprovechaban el momento de encuentro para hablar de cuestiones de la actualidad, cuando Susana Valle pasaba por Vicente López para visitar la bóveda familiar

Actualmente los restos del general Valle, como los de su hija Susana, fallecida en 2006 en el hospital de San Isidro tras una fuerte enfermedad, descansan en esa bóveda familiar en el Cementerio de Olivos. Por decisión de la familia, desde el ultimo fin de semana, las llaves de la bóveda quedaron en custodia del sindicato de municipales de Vicente López STMVL.

AA

Anuncios