En los '70 la habitó Perón, recién llegado de su exilio de 17 años hasta su asunción como presidente de la Nación. El secretario general de los municipales de Vicente López, Victorio Pirillo, propone que se cree la CGT regional Buenos Aires, como tiene la provincia de Córdoba, y funcione allí su sede, y una escuela de conducción política y capacitación sindical. Por Gaspar Campos 1065, en los ´70 antes de la asunción de Perón, pasaron los referentes más importantes de la política de entonces, sin embargo, tras la asunción, la casa quedó relegada, pero Pirillo la tiene bien presente por la significación histórica y política que indudablemente tiene.

Vicente López Pirillo Gaspar Campos 1065 INTERNA 3
Actualmente la casa no tiene una función concreta. En una ventana de la planta alta se deja ver un afiche del Gral. Juan Domingo Perón

El lunes último 1 de julio se cumplieron 45 años del deceso de Juan Domingo Perón, que fue vecino de Vicente López, no solo por poder disponer de la Quinta presidencial de Olivos, al menos tres veces por sus mandatos, sino porque también vivió en la calle Gaspar Campos 1065, luego del exilio que lo mantuvo fuera del país por 17 años -tras su derrocamiento en 1955- hasta que comenzó su tercer mandato como presidente de la nación.

Durante la estancia de Perón la casa fue visitada por referentes políticos de la época, pero además por la vecindad de la región, y la militancia, que se apostaba en las inmediaciones -árboles, postes, medianeras- para descubrir al líder asomado al balcón, o en los jardines delanteros de la finca. "¡La casa rosada cambió de dirección, está en Vicente López por orden de Perón!!" gritaba la militancia. No exageraban del todo, la política se había trasladado allí.

Pirillo interesó a dirigentes sindicales y políticos en su proyecto para Gaspar Campos

Allí el general Perón se dio el histórico abrazo con el líder de la UCR, Ricardo Balbín. El presidente provisional de la Nación (tras la renuncia de Héctor Cámpora), Raúl Lastiri, realizaba allí las reuniones de su gabinete de ministros con Perón presente, mientras se preparaba la elección que ganaría para acceder a su tercer mandato ¡Buenos días general. Lo saluda su custodia personal!! le gritaban al líder, jóvenes de la JP de entonces desde la calle.

Por el año 1971, el dirigente metalúrgico José Ignacio Rucci, secretario general de la CGT -que recibirá con su paraguas, a Perón en Ezeiza el 17 de noviembre de 1972-, organizaba colectas con rifas y bonos entre los sindicatos, para comprarle una casa al general, para que viva tras la vuelta. Actualmente la casa de Gaspar Campos es patrimonio histórico nacional y provincial, y patrimonio cultural del municipio de Vicente López.

Tras la asunción de Perón a su tercer mandato, en octubre de 1973, la casa pasó a segundo plano. Con los años, y tras la muerte de Perón, la propiedad entra en el proceso sucesorio y se la disputaban las hermanas de Eva Duarte e Isabelita Martinez. A la ex presidenta, finalmente, le queda la quinta Puerta de Hierro, en Madrid (España) y a las hermanas Duarte la casa de Gaspar Campos y el automóvil de Perón (que había sido de Isabel, en rigor).

Muchos de estos datos son públicos y otros los aporta el titular del sindicato de municipales de Vicente López STMVL, Victorio Pirillo, que siempre se interesó por el destino de la casa. A principios de los '90 algunos vecinos se quejaban por el estado de abandono y los sapos que pululaban por la finca. Entonces se conforma una Comisión de Recuperación de la Casa, y desde el STMVL se realizan tareas de mantenimiento por alrededor de ocho meses.

Vicente López Pirillo Gaspar Campos 1065 INTERNA 4
"Ni temerarios ni tímidos" , el lema en Latín en el frontispicio de la casa de Perón

CGT Regional Buenos Aires

Las hermanas Duarte venden la casa al PJ encabezado por el diputado, Alberto Pierri, por U$S 550.000. Pirillo, el textil Delfor Giménez; Julio Migliossi, titular del PJ provincial; y Juan Carlos Chervatín, secretario del PJ y dirigente académico, le proponen la compra a Pierri y Duhalde, que no están convencidos, entonces Migliosi hace valer su cargo, la operación se concreta, y Pierri exige que se firme en su despacho de presidente de la Cámara.

diploma
Un diploma que reconoce a Pirillo como miembro fundador de la Comisión. Lo Firman Julio Migliossi, titular del PJ provincial; Juan Carlos Chervatín, secretario del PJ y dirigente académico; y Juan B. Testa, secretario de acción política del PJ

De hecho, y desde entonces, Pirillo propuso que en la casa funcionen una escuela de conducción política y capacitación sindical, y que sea sede de una regional provincial de la CGT, que no existe en Bs. As. pero si en Córdoba, dado que el movimiento obrero es un pilar vital del peronismo. Pero además habló con cuanto dirigente se le cruzó, para concretar un proyecto y que la casa deje de ser una propiedad sin ninguna finalidad particular.

Durante el kirchnerismo, en la Cumbre de las Américas (2005), donde se encontraron Hugo Chávez, Néstor Kirchner y otros mandatarios y se rechazó el ALCA; Pirillo pudo cruzarse con Chávez; y le propuso que la casa reciba a presidentes latinoamericanos y este aceptó: "A quien no le gustaría dormir en la habitación que durmió Perón" le dijo, y según relata el municipal, le dio luz verde para contactarse con el embajador chavista, Roger Capella y avanzar.

Pirillo conformó mesas de trabajo con los diputados kirchneristas Carlos Kunkel, Diana Conti, Dante Dovena, Carlos Cuto Moreno; el senador bonaerense, Aldo San Pedro; el sindicalista Juan Murúa (plástico); también con Carlos Zannini y Rubén Elías, titular del Partido de la Victoria, pero la iniciativa no prosperó. Para el líder del STMVL a los peronistas ortodoxos les crispaba que el proyecto se gestará con Chavés, y por lo bajo, con el kirchnerismo también.

Vicente-López-Pirillo-Gaspar-Campos-1065-interna-6.jpg
El busto de Perón en el zaguán de la casona de Gaspar Campos. Pirillo: "la casa donde se abrazaron Balbín y Perón es un lugar de unidad nacional, y hay que rescatarla para las generaciones futuras"

De hecho posteriormente, Jorge Landau, el apoderado del Partido Justicialista, intentó frenar a Pirillo con una carta documento, donde palabra más, palabra menos, le exigía que no hable más de la residencia Gaspar Campos. "Mi único heredero es el pueblo, dijo Perón, no ninguna institución o político de turno", le contestó Pirillo en otra carta documento. La polémica epistolar Landau-Pirillo llenó varias columnas de diarios nacionales, por entonces.

Al municipal le negaron  el acceso a la casa. En esta línea, recordó que para un acto partidario le impidieron entrar con el STMVL. Pirillo y los trabajadores, entonces, trabaron la puerta de ingreso a la casa, desde afuera, con una cadena y un candado; "Si nosotros no entramos entonces ustedes no salen" dijo Pirillo. Un llamado del presidente Néstor Kirchner al municipal, a través de su secretario  Parrilli, finalmente descomprimió la situación.

Este 17 de noviembre se cumplirán 47 años del regreso de Perón del exilio. La casa de Gaspar Campos tiene un afiche del gral. Perón en una ventana en planta alta, que da al exterior, un busto a la entrada, pero ninguna finalidad ni utilidad concreta. Pirillo mantiene su proyecto de que la casa sea la sede de una regional provincial de la CGT, como tiene Córdoba, por ejemplo, y funcione allí una escuela de conducción política y capacitación sindical.

Gustavo Camps

Anuncios