En esta nota el columnista, Walter Sánchez, pone en tela de juicio el acuerdo de libre comercio Mercosur-Unión Europea, firmado recientemente, cuando en el mundo los bloques de países, más que unirse se fragmentan en aras, para algunos, de proteger sus producciones nacionales, o los asuntos migratorios, tal como ocurre en Europa con el conocido Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (aunque Sánchez nombra otras salidas de ese bloque). Sánchez también propone un rol para la clase trabajadora, no solo la de la Argentina, sino la de toda Latinoamérica.

Por Walter Sánchez*

walter sanchez.jpg

El Acuerdo de libre comercio Mercosur-Unión Europea es un tratado, en curso, firmado entre las naciones del Mercosur y de la Unión Europea sobre prácticas de libre comercio entre los países componentes de los dos bloques económicos. El viernes 28 de junio fue firmado y presentado como histórico, sin embargo, poco a poco se fue revelando más información (la letra chica del acuerdo) que permite avanzar en la comprensión y análisis más completo de este acuerdo. Lo primero que se destaca es lo siguiente: es un acuerdo a larguísimo plazo. Tienen objetivos a cumplirse en un plazo de 10 años o más. Tiene lugar en un contexto de crisis económica internacional, guerras comerciales, en donde los mercados se cierran para proteger su industria nacional (por ejemplo los Estados Unidos). No obstante lo cual hay que decirlo: estos acuerdos a largo plazo resultarían impracticables.

Asistimos a un proceso de desintegración de los bloques económicos. El más famoso es el Brexit, pero hace algunos años también se habla del Oxit (salida de Austria), Frexit (salida de Francia), Gerxit (salida de Alemania), y así. Sin embargo, no hay que abusar de esta visión porque aun así el acuerdo Mercosur Unión Europea marca una perspectiva estratégica, es decir una hoja de ruta. El dato más importante es el siguiente: "...La UE eliminará los aranceles sobre el 100% de los bienes industriales durante un periodo transitorio de hasta 10 años. Mercosur eliminará completamente aranceles en sectores como automóviles, autopartes, maquinarias, productos químicos y farmacéuticos. Para cada uno de estos sectores, se liberalizan más del 90% de las exportaciones de la UE..." (el cronista comercial, 1 de julio del 2019).

Acuerdo Mercosur INTERNA 1 (Foto Chequeado)
Macri, de la Argentina, y otros presidentes de la región (Foto chequeado.com)

Esto significa la virtual desaparición del Mercosur ¿Por qué? En tanto mercado común la característica principal del Mercosur es que existe un arancel en común para los productos, bienes y servicios, extranjeros, en contraposición, los bienes que circulan en el interior de este espacio económico son sin carga impositiva. Como surge del acuerdo Mercosur-UE los productos industriales que procedan de la Unión Europea también estarán libres de impuestos, entonces nos preguntamos: ¿Qué impedirá que Brasil compre autos y autopartes a la UE?

Clarín dice algo: "... El acuerdo acaba con el 91% de los aranceles que Mercosur imponía hasta ahora a los productos que llegaban desde Europa, un ahorro de hasta 4.000 millones de euros anuales para las empresas europeas. A la vez, la Unión Europea eliminará el 92% de sus aranceles actuales a productos de Mercosur. Los aranceles de Mercosur a los autos europeos (35%), a las piezas de autos (de 14% a 18%), a los equipos industriales (de 14% a 20%), a la química (hasta el 18%), a los vestidos y calzado (hasta el 35%) y a los productos farmacéuticos (hasta el 14%) serán eliminados paulatinamente en períodos de cinco a 10 años. También se eliminarán progresivamente al vino (hoy al 27%), al chocolate (al 20%), al whisky y otras bebidas espirituosas (del 20% al 35%), a las galletitas (del 16% al 18%), a los duraznos en lata (55%) y a gaseosas (del 20% al 35%). También los lácteos (especialmente los quesos) entrarán al Mercosur sin arancel (hoy es del 28%), pero habrá cuota" (Clarin 29-06 2019).

Lo que la prensa oficial no dice es que este acuerdo somete completamente el Mercosur a la UE. Lo que es festejado como un triunfo es en realidad un acuerdo que en los hechos encubre el fracaso de las burguesías sudamericanas en crear un espacio económico que compita en el mercado internacional.

Acuerdo Mercosur TAPA
Sánchez: "Lo que es festejado como un triunfo es en realidad un acuerdo que en los hechos encubre el fracaso de las burguesías sudamericanas en crear un espacio económico que compita en el mercado internacional.

Los análisis de la izquierda

Distintos partidos de izquierda han analizado este acuerdo desde una perspectiva equivocada. Ponen el acento en que sería una suerte de pacto neocolonial que implicaría de esta manera la destrucción de la industria nacional (La Izquierda Diario, 29-06-2019) ¡Insólito! La izquierda defendiendo los intereses de la pequeña y mediana industria (¿tendrá algo que ver con los créditos a las pymes?). Si bien es correcto decir que se trata de "un nuevo salto en la subordinación del país a los intereses del gran capital imperialista" (La Izquierda Diario, 29-06-2019) lo importante que hay que remarcar es el fracaso político de las burguesías argentina, brasileña y suramericana, al no poder sostener una experiencia que lleva casi 30 años.

Lo que también falta en estos análisis es una perspectiva de clase. Porque para que dicha "industria nacional" sea competitiva se debe avanzar en la flexibilización laboral como ya lo está intentando hacer Bolsonaro en Brasil, y como surge de las exigencias del FMI al gobierno de Macri. Esto supone la necesidad de poner en pie un plan de lucha que trascienda las fronteras nacionales, en coordinación con la clase obrera de Brasil, Uruguay, Paraguay y Bolivia.  Una lucha internacional de la clase obrera es lo único que puede derrotar este tipo de "acuerdos" que resultan un golpe a las masas de trabajadores y trabajadoras, y permitirá crear un verdadera unidad latinoamericana sobre nuevas bases sociales que superará los actuales bloques económicos, como el Mercosur, en crisis.

*Delegado y congresal SUTEBA San Isidro
Anuncios