El Municipio de Tigre junto a familiares y organismos de derechos humanos, vecinos, docentes y alumnos realizó un homenaje al vecino Tomás Abad, un joven de 23 años que fue secuestrado en agosto de 1976 por un grupo de tareas del Cuerpo I del Ejército y aún permanece desaparecido. El evento se realizó en el Colegio Secundario Marcos Sastre de Tigre centro -donde el vivió de chico cuando la construcción era una mansión particular de su familia- y consistió en la colocación de una baldosa en su memoria.

Tigre jóvenes spor la emoria Tomas Abad INTERNA 1
"Aquí vivió su infancia Tomás Abad, militante popular"

Tomás Abad fue el cuarto hijo de Roberto Abad y Ana María Zabala, una familia que vivía en un caserón en Tigre, que con los años venderán a la cooperadora del Colegio Nacional Marcos Sastre. Abad fue técnico industrial graduado en la escuela técnica Güemes de Florida, pero con el paso del tiempo se dedico a las artes. A los 23 años, en agosto de 1976, fue secuestrado por un grupo de tareas del Cuerpo I del Ejército, durante la dictadura.

En memoria del vecino el municipio junto a familiares y organismos de Derechos Humanos colocaron una baldosa en el Colegio Marcos Sastre. Participaron los organismos "Barrios X Memoria y "Justicia de Zona Norte”. La iniciativa surgió a través de alumnos de 5to año del Colegio Marcos Sastre y sus docentes que en el marco del programa, Jóvenes y Memoria, eligieron a modo de investigación la historia de Tomas Abad.

Los alumnos investigaron y realizaron entrevistas a sus familiares, y ademas recopilaron videos y fotografías del joven victima de la última dictadura. Abad tuvo particular interés por el arte y la realidad social de su entorno nacieron junto a una marcada sensibilidad por los más desvalidos y decidió adherirse a la actividad política en la Juventud Peronista. Además, practicó rugby y esquí acuático, fue profesor de dibujo, entre otros oficios que ejerció.

Tigre jóvenes spor la emoria Tomas Abad INTERNA 2
Verónica Caamaño, directora general de Derechos Humanos de Tigre estuvo en la colocación de labaldosa y ponderó el compromiso juvenil y del docente que los guío

En setiembre de 1976 Abad debía viajar a Suecia tras haber recibido una beca de perfeccionamiento en artes. Sin embargo, el 9 de agosto de ese año fue secuestrado por los grupos de tareas de la última dictadura, y aún continúa desaparecido. La colocación de la baldosa a la entrada de la actual institución educativa, antigua morada de Abad, fue aprobada por ordenanza en el Concejo Deliberante de Tigre años atrás.

El camino fue largo, pero ver la satisfacción de los jóvenes, por su trabajo, nos llena de orgullo. Son la semilla que mantiene viva la memoria. Además, tuvieron la guía de un docente comprometido como Gustavo Suárez, que los hace reflexionar sobre hechos que no deben volver a ocurrir. El tiempo pasa y vecinos y estudiantes que pasen por allí se preguntarán quién fue Tomás Abad", destacó la titular de Derechos Humanos de Tigre, Verónica Caamaño.

Si te pareció útil la nota podes hacer una donación

Doná

Si te parece útil lo que lees en el portal de noticias podes donar este valor simbólico para ayudar a que sigamos informando. Gracias!!

$5.00

Anuncios