El debate de candidatos a la intendencia de San Isidro fue el viernes último sin mayores contratiempos. Participaron todos los candidatos opositores. A Mariano Espina, uno de los fundadores del espacio San Isidro Debate, le hubiese gustado que también el oficialismo sea de la partida, pero igual evaluó positivamente la movida, y en esta nota revela que los organizadores van por más, para que no solo debatan candidatos en época electoral, sino todos los actores sociales que, en cualquier momento, sientan que tienen algo que aportar a la vida política del municipio.

San Isidro debate MARIANO ESPINA INTERNA 1
Espina: "Si algo tiene San Isidro es una buena oposición, en el sentido de que conoce mucho el municipio"

"Creo que el resultado fue muy positivo" evaluó Mariano Espina el viernes último, en el patio del CBC de Martínez, al final del debate de candidatos para las elecciones de la semana próxima en San Isidro, en una charla con denorteanorte.com. Cuando le dieron rienda suelta a la idea él y su amigo, Francisco Romanelli, tenían 21 años, corría 2013 e inauguraron la movida con un debate de candidatos a concejales, que fue muy bienvenido.

"Si algo tiene San Isidro es una buena oposición, en el sentido de que conoce mucho el municipio" dice ahora Espina con la experiencia de estos años. Le hubiera gustado que el oficialismo también concurra. "Hubiese estado lindo que venga -afirma seguro en la charla- Hubo invitaciones formales e invitamos a todos por igual. No obtuvimos respuesta del oficialismo, pero todos incluso el oficialismo, fueron presentados en las redes sociales" informa.

Luego aclara que "En San Isidro, a diferencia de lo que sucede a nivel nacional, y en otras provincias y municipios la participación en el debate no es obligatoria, entonces todos los candidatos están en su derecho en no participar". Y explica que por ese motivo al final del debate "les pedimos a todos los candidatos que se comprometan a promover esta herramienta y a que los debates sean más frecuentes, que no sea algo excepcional".

San Isidro debate CBC UBA MARTINEZ
El CBC de Martínez, como sede, abre otros horizontes al proyecto de Espina y Romanelli

A diferencia de otras provincias, además, en Buenos Aires las elecciones no se desdoblan (se votan juntas autoridades nacionales provinciales y municipales), entonces, observa Espina: "Esto hace que se pierda el enfoque de la elección y las problemáticas locales. El vecino se encuentra con cinco boletas, debe informarse sobre cada una y es muy difícil abarcar toda esa información. Por eso consideramos que este tipo de herramienta es muy útil".

Para los organizadores es positivo tanto que los vecinos puedan escuchar las propuestas de los propios candidatos, y puedan compararlas, para que el voto no sea meramente testimonial o intuitivo; como que puedan relacionarse con ellos, conocerlos de cerca, darles la mano al finalizar el debate, expresarles dudas, expectativas y deseos. En este sentido el debate también sirve para humanizar la política local y acercarla a lo cotidiano.

Sobre esta última experiencia Espina está satisfecho. Todos pudieron expresarse y no hubo complicaciones. "En el debate nombraban escuelas, edificios públicos. Esto hace que el debate sea más rico, que debatan cosas puntuales y no generalidades y esto se dio en todos los temas que se tocaron" describe sobre el desarrollo del viernes último y revela que la invitación del CBC para que el debate se haga en ese ámbito abre nuevas puertas a futuro.

San Isidro debate FRAN CISCO ROMANELLI TAPA
Francisco Romanelli moderó el debate el viernes último

"Este es un punto de inicio, a partir del respaldo de la UBA, para que el debate siga creciendo no solamente en época electoral, sino también durante todo el año en distintos ámbitos, y no solo con candidatos, sino con concejales y toda la gente que participa en la vida política de San Isidro, como sindicalistas, docentes, periodistas, empresarios pymes" explica Espina y señala que "este tipo de espacios hace más rica la vida institucional de un municipio".

Para Espina la idea de ampliar el debate más allá de los electoral toma fuerza. "Es ir a instituciones, escuelas, colegios de abogados, empresas y comercios. Enfocar en los distintos sectores que hacen a la vida de San Isidro, y llevar a políticos, dirigentes y organizaciones de la sociedad civil para seguir enriqueciendo y discutiendo cuáles son los problemas de San Isidro, para darle más herramientas a quien tenga que ir a la intendencia o al concejo" explica.

El joven evalúa que los políticos ven positivamente la propuesta "incluso más positiva porque lo proponemos para épocas no electorales y no está el miedo a que un evento como este los pueda perjudicar electoralmente". El horizonte, destaca, "es enriquecer el debate público respecto a las políticas públicas de San Isidro. Es que puedan estar todos, no solo los políticos, sino todos los que participan en la vida política de San Isidro".
                                                                                                                                                                Gustavo Camps

Anuncios