Los trabajadores denunciaron que la empresa cierra ramales para que los pasajeros deban hacer transbordo y pagar dos pasajes para llegar a la CABA. El conflicto de los choferes con DOTA viene de larga data por la manera de gestión del grupo empresario. Desde hace años los trabajadores denuncian despidos arbitrario, malas condiciones de las unidades, Esta vez el conflicto estalló por una readecuación de los recorridos que autorizó la secretaría de Transporte que para los choferes implica "un retroceso en las condiciones laborales.

En la región Línea 60 paro INTERNA 1
La "internacional", desde que la gestiona DOTA es una de las empresas de transporte de la región con peor servicio

La Línea 60 de colectivos que recorre de norte a sur la región, de punta a punta por dos de las principales avenidas, el Acceso Norte y la Panamericana, con diferentes ramales, para por 24 horas hoy jueves y a las 10 los choferes manifestarán en la secretaría de Trabajo capitalina. Esta vez el conflicto laboral surgió por una autorización que otorgó a la firma DOTA la secretaría de Transporte para "readecuar" los recorridos que presta actualmente.

Según fuentes laborales la autorización de la secretaría de Transporte de Nación implica crear nuevas cabeceras; en Barrancas de Belgrano, por ejemplo, que se suma a las que terminan en Puente Saavedra y Congreso (la avenida Congreso en Belgrano); y en Rincón de Milberg (Tigre), con lo cual el antiguo recorrido hasta Constitución, de ida, y hasta Escobar, de vuelta, tiene cada vez menos frecuencias, en detrimento de los pasajeros y los choferes.

En la región Línea 60 paro INTERNA 2
Ahora también cortará el servicio en Barrancas de Belgrano, difundieron los trabajadores

Para los primeros, porque deben pagar dos boletos para llegar al mismo lugar donde antes llegaban con un solo boleto, y para los choferes, según ellos mismos evaluaron, porque implica "un aumento de los ritmos de trabajo, el recorte de descansos y el riesgo de pérdidas de puestos laborales", junto con situaciones de precarización laboral por el hecho de que los nuevos puntos de corte carecen de las condiciones mínimas para descanso (baño, reparo, otros).

Este no es el primer conflicto entre el grupo Dota y los trabajadores de la línea 60. En 2015 hubo más de 40 días de paro continuado; y en 2016 el electricista de automotores, David Ramallo, murió aplastado por un coche al fallar el autoelevador y se desató el conflicto. El grupo DOTA es dueño, en forma directa o a través de sociedades, de más de 30 líneas de entre las que se destacan las 60 -desde 2012-, 57, 132, 21, 28, 117 y 161 entre muchas más.

Gustavo Camps