El quinto concurso fotográfico, organizado por el área municipal de Comunicación e Innovación de Tigre y el Foto Club Tigre, dio a conocer los ganadores el lunes en el Teatro Pepe Soriano, de Benavídez. Los organizadores recibieron alrededor de 5.000 tomas digitales de fotógrafos de todo el país, de las cuales se eligieron para competir más de 150. Este año el certamen se denominó, Secretos y Bellezas del Delta. Se premiaron siete categorías especificas sobre el delta -dentro de las cuales se reconocieron del primero al tercer puesto-; hubo un galardón especial para la mejor foto tomada por un trabajador municipal; y un premio general para la mejor foto del certamen. Las imágenes premiadas en primero y segundo puesto, y la ganadora general, aparecieron en la agenda municipal 2020. El intendente Zamora estuvo en la entrega de premios.

Tigre concurso fotográfico INTERNA 1
Los ganadores del concurso con el intendente Zamora y el presidente del Foto Club Tigre, Ricardo López

Secretos y Bellezas del Delta” es el quinto concurso de fotografía que el municipio de Tigre, a través de secretaría de Comunicación e Innovación municipal, organiza junto al Foto Club Tigre, luego de los certámenes “Cuatro estaciones” (2015), “Ciudades de Tigre” (2016), “Tigre, cuna del remo” (2017) y “Museos y espacios culturales de Tigre” (2018). Los elegidos recibieron premios en dinero, becas de estudio, agendas y vouchers para paseos.

Este año, según la información del presidente del Foto Club Tigre, Ricardo López, se recibieron 5.000 imágenes de las cuales quedaron elegidas para competir, alrededor de 150. Hubo siete categorías: Muelles, Paisaje, Delta oculto, Flora y fauna, Elemento humano, Remeros y Vivienda; y López. La premiación tuvo lugar en el Teatro Municipal Pepe Soriano de Benavidez y las fotos premiadas se expusieron en el anfiteatro externo a la sala donde tuvo lugar el acto.

Tigre concurso fotográfico INTERNA 2
De recorrida por la muestra, López y el intendente Zamora

Estamos contentos con la convocatoria, ya que han participado más de 150 profesionales de la fotografía, con un resultado muy bueno que se refleja en las obras” evaluó el intendente, Julio Zamora, que estuvo en la premiación junto al subsecretario de Comunicación e Innovación, Andrés Bonatti; y destacó la finalidad del concurso "que tiene que ver con poder expresar a través de la fotografía la identidad de nuestro municipio" expresó el intendente.

La selección de las mejores obras estuvo a cargo de un jurado integrado por tres miembros: López, del Foto Club Tigre (SFA –EFIAP), y dos profesionales del área de Comunicación e Innovación del municipio, Sol Pocetti y Damián Roché. "Los integrantes del jurado pretendimos premiar algo original, no la foto tradicional, algo que tuviera otra iluminación, otro juego de luces, que se diferencie de las demás" explicó López sobre el veredicto.

Este año resultaron ganadores del 1° puesto por categoría: Virginia Petriv (Delta oculto); José Badostain (Elemento humano); Celina Barberis (Flora y fauna); Diego De Gregori (Paisaje); Ricardo Martiniuk (Remeros); Isabel Urtubey (Muelles); y Adolfo Llorente (Vivienda), cuya obra llamada también "Vivienda", fue elegida la mejor del concurso; en tanto que en la categoría Empleado municipal, el primer lugar fue para Sofía Salzmann (Muelle).

Los 22 finalistas recibieron una agenda y un libro institucional. Los primeros premios por temática recibieron $15.000. El ganador del certamen, Adolfo Llorente, recibió además un premio de $ 50.000 y media beca para un curso inicial de fotografía en el Foto Club Tigre. Las quince fotos ganadoras forman parte de la agenda municipal 2020. Los segundos puestos recibieron un voucher para un día en un recreo del Delta y una beca para el curso inicial en el Foto Club Tigre; mientras que los terceros recibieron entradas para el parque acuático Aquafan.

Buenas imágenes

Llorente es vecino de Villa La Ñata. Vivienda es una fotografía monocromática de un poblador delteño en su hábitat. "Hay proyectos en los que el color le quita potencia a la obra y el blanco y negro le da más fuerza. Esta foto tiene la ambigüedad de un paisaje agreste, un monte muy particular, muy cercano a nosotros, a dos o tres kilómetros nomás; además la dignidad del poblador y la fortaleza para vivir allí" le dijo a denorteanorte.com.

Sobre cómo con siguió la imagen reveló: "Hay días que salgo muy de madrugada, antes de que salga el sol, subo a mi kayac, remo y remo, voy buscando imágenes, algunos pobladores me conocen de verme pasar y me saludan". Vivienda no es su primer proyecto sobre un poblador, ya expuso otro en la Casa de la Cultura de Tigre y en el Festival de la Luz (CABA), sobre un poblador actualmente fallecido, relató en la charla con denorteanorte.com.

Pablo Manzanelli sacó el segundo premio de la categoría Muelles. Su imagen se destacó en la muestra. La fotografía, también monocromática, es la de un muelle abandonado en medio de uno de los cursos de agua del delta. La tomó durante el invierno último, le contó a denorteanorte.com. "No iba a mandar fotos pero mi mujer me animó" reveló en la charla y también señaló: "tomé varios muelles y este ni siquiera estaba entre los que más me gustaron".

Manzanelli hizo el disparo desde la lancha colectiva que lo transportaba. "En un momento, en el que paraba un poco, aproveché a disparar con la mayor velocidad posible; usé una cámara Canon 5D que tengo y un objetivo 24-55 y F/4 de apertura. Era muy temprano a la mañana" recordó. Luego, sobre el revelado, explicó que fue el básico, "ni siquiera la encuadré, solo tiene ajuste de temperatura del color un poco, me pareció que era lo mejor para el concurso".

Tanto Manzanelli como Llorente eligieron la escala de grises para sus fotos. "Esa monocromía -explicó Manzanelli- iba a representar mejor la situación de silueta que tiene el muelle, con el contraste del fondo. El muelle enfocado, con el fondo desenfocado, me pareció que iba a resultar lo mejor desde el punto de vista expresivo de la foto". Entre brumas y neblinas el muelle de Manzanelli se empecina en permanecer en el río, es todo un testimonio.

Luego López explicará sobre el delta como escenario y cantera para los fotógrafos: "Es muy especial, la diversidad de colores, esa mezcla que cambia según el lugar, ese misterio que crean las luces y las sombras, incentiva a los fotógrafos a buscar algo diferente". Y sobre la foto ganadora agregará: "Es la imagen del típico personaje delteño, es exactamente así, el autor logró fotografiarlo en su hábitat natural. Ese trabajo (Vivienda) es la síntesis del delta".

Durante el acto de premiación López había señalado: "Fue una experiencia muy interesante, ya que el Delta por sí mismo tiene una belleza natural que ha atraído a gran cantidad de fotógrafos de excelente calidad artística. Como siempre quiero agradecer al intendente Zamora que continuamente promueve este tipo de actividad cultural”. Durante la recepción del evento, los presentes pudieron disfrutar de jazz en vivo a cargo del dúo musical Azzi Bianchini.

Gustavo Camps