En esta nota Raquel Witis, referente de la Comisión por la Memoria Zona Norte, y de la defensa de los derechos humanos en la región, víctima ella, su familia y su hijo Mariano (1977-2000) del gatillo fácil policial, explica por qué el ministerio de Seguridad puede hacer revisar una investigación dentro del área de su competencia. Días atras, un diputado nacional, Waldo Wolff (PRO), vecino de Vicente López, cuando la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, hizo público que quería hacer revisar el peritaje de Gendarmería Nacional sobre la causal de muerte de Alberto Nisman, Wolff habló de muy mala manera sobre la funcionaria y en un medio de comunicación nacional (La Nación) dijo: "A esta chica (sic) hay que explicarle cómo funciona una república". Para Witis, que sufrió en carne propia la desidia y la complicidad de las fuerzas de seguridad, el que tiene que aprender es él.

Por Raquel Witis*

Raquel Witis

El diputado Wolff, ha sido irrespetuoso y falaz en sus dichos sobre la ministra Sabina Frederic. El que parece no estar al tanto de las competencias y obligaciones de la ministra de seguridad es él, ya que es potestad de la ministra velar porque los procedimientos y pericias llevadas adelante por las fuerzas nacionales y policía federal, bajo su mando, sean realizadas por profesionales idóneos, veraces, transparentes.

Waldo Wolff
el diputado nacional (PRO), Waldo Wolff

Si existen dudas sobre la investigación es de su competencia revisarla, sancionar si correspondiese para reparar el daño producido y hacer la denuncia penal correspondiente. Hay situaciones que por distintas causas no son delitos para la Justicia, pero son faltas graves para la institución. La autoridad a cargo del ministerio no debe esperar la resolución judicial para sancionar. Si así se hiciese habitualmente, muchos agentes de seguridad, llegarían a juicio exonerados o sancionados administrativamente, como marca el reglamento de la fuerza, y los actores judiciales contarían con más elementos probatorios al momento de dictar sentencia.

La gestión Bullrich se ubicó en las antípodas, avalando y justificando procedimientos violentos y nula investigación del accionar de las fuerzas nacionales, policiales y no recordamos al diputado hablar de la república, de la constitución, de la independencia de los poderes o del estado de derecho. El mensaje del diputado Wolff, despectivo, sobrador, que busca descalificar deja en evidencia la calidad de persona que es y todo lo que aún le falta aprender.

*Referente de la Comisión por la Memoria Zona Norte. Premio «Mujer innovadora 2009» en el área de Derechos Humanos, Senado de la Provincia de Buenos Aires