La concejala sanisidrense, Fernanda Miño,como parte y dirigente del Frente Patria Grande estuvo ayer en Quilmes en una reunión de ese espacio con el presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales. En el encuentro también estuvieron los diputados nacionales Itaí Hagman y Federico Fagioli. En esta nota la vecina del barrio La Cava establece un paralelismo entre las luchas que encabezó y representa el líder boliviano y las propias luchas del campo popular en nuestro país; además da pistas de la buena impresión que le causó el dirigente latinoamericano.

Por Fernanda Miño*

Fernanda-Miño

Eso nos confesó Evo hoy (por ayer lunes 13) cuando nos reunimos para seguir pensando en unidad los desafíos que tenemos por delante los pueblos de la Patria Grande. Y no les quepan dudas de que es cierto que este hombre de noble corazón no llegó a la presidencia producto de sus ansias personales sino de un fantástico proceso popular. Pero nuestro camino no es sencillo, lo sabemos.

Evo no estás solo 2
Evo Morales y Fernanda Miño

No quieren que nuestras naciones escriban su destino y menos aún si el proyecto lo encabezamos los indios, las pobres, los nadies… Pero nuestros cuerpos y espíritus están curtidos. Venimos de bien abajo, luchando contra viento y marea desde que nacimos, descubriendo en la unidad y la organización la fuerza que nos quieren negar, la fuerza necesaria para darle un futuro a nuestra patria.

Evo demostró que no sólo podemos gobernar, sino que podemos hacerlo mejor. Hoy le llevamos el abrazo de muchas y muchos compañeros de los barrios y de compatriotas bolivianas y bolivianos que todos los días hacen más grande nuestro país. Estoy segura de que más temprano que tarde, con el protagonismo fundamental de la Patria Baja, de las y los descamisados de este siglo, haremos realidad el sueño de una Patria Grande libre, justa y soberana ¡¡Evo no estas solo!!

*Fernanda Miño es concejala del Frente de Todos, en el partido de San Isidro. Es militante social en la organización juvenil, Embarriarte, de La Cava, el barrio donde nació y vive.
Anuncios