En los antípodas del gobierno anterior, que favoreció la economía especulativa, la destrucción del aparato productivo para facilitar la especulación financiera, una falsa meritocracia que solamente favoreció a los más adinerados y la ausencia del Estado en sus funciones primordiales, el presidente Fernández en la Asamblea Legislativa anunció que centrará su gestión en la producción y el trabajo; que propiciará la reforma de la Justicia -institución que desde hace años viene en franca decadencia-; y que tendrá como rumbo el "crecimiento con justicia social". El presidente destacó la política de lucha contra el hambre. En su discurso anunció que dentro de los próximos diez días mandará al Congreso un proyecto de interrupción voluntaria del embarazo. También anunció que el Estado tendrá un rol activo en materia de Derechos Humanos.

Fernandez INTERNA real
En las inmediaciones del Congreso Nacional una multitud siguió la apertura legislativa

Si el gobierno anterior se caracterizó por incentivar un sistema del sálvese quien pueda, la ausencia del Estado en sus funciones primordiales y la presencia en beneficio de los más poderosos; en la asamblea legislativa el presidente de la Nación, Alberto Fernández, se paró en los antípodas de aquel lugar que convirtió al país en un campo de batalla, y llamó a la unidad de los argentinos. "Estamos todos en el mismo barco" graficó el Presidente.

Producción, trabajo, educación, lucha contra el hambre, los últimos, los de abajo, violencia de género, mujer, fueron las palabras que más resonaron en su discurso, y el primer párrafo justamente, lo utilizó para denunciar y criticar cómo la palabra se había devaluado en nuestra sociedad, "Gobernar no es mentir ni ocultar la verdad al pueblo" sostuvo el Presidente y luego enfatizó que el nuevo rumbo del país es hacia "el crecimiento con justicia social".

Fernandez INTERNA 2
el tigrense, Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados; la presidenta del Senado Cristina Kirchner, y Fabiola Yáñez la mujer del presidente Alberto Férnandez, todos en la foto

El Presidente inició su discurso apenas pasadas a las 12. Gobernar un país es una acción compleja que no se resume en tomar decisiones frente a una PC. Esto muestra el hecho de que, su dos anuncios más relevantes, guardan una relación lejana, son igualmente trascendentes y no están desconectados. Fernández anunció que en diez días enviará al Congreso un proyecto de interrupción voluntaria del embarazo; y la reforma de la Justicia.

El Presidente recordó que "la amenaza penal condena a las mujeres a abortos que ponen en riesgo su salud" y definió: "un Estado que cuida debe acompañar a todas las mujeres". El núcleo de toda su intervención fue justamente este viraje. Del sálvese quien pueda anterior Fernández propuso: "comencemos por el últimos para llegar a todos"; y también desechó el fomento de la especulación financiera, otra rémora del gobierno anterior.

Fernandez INTERNA 3
La Asamblea escuchó al presidente Fernández: "(...) la amenaza penal condena a las mujeres a abortos que ponen en riesgo su salud" y definió: "un Estado que cuida debe acompañar a todas las mujeres"

"Nos proponemos impulsar un reordenamiento de la Justicia Federal que evite el cajoneo o la activación de expedientes en función de los tiempos políticos, que impida la construcción de falsas causas, que acabe con la arbitrariedad en materia de detenciones y que impida para siempre que la discrecionalidad judicial reemplace a las normas del derecho." se explayó el Presidente en un tema que será central en todo su mandato no solo este año.

Fernández luego explicó que "estamos dejando atrás una política centrada en la especulación para volver a poner el foco en el trabajo y la producción (...) desde la político nos ocupamos antes de todo, de los que han sido olvidados. Después persistimos en el diálogo económico y social como el modo más perfecto de alcanzar el desarrollo en armonía preservando precios para mejorar el salario real de quien trabaja".

Fernandez INTERNA TAPA
Fernández: "Hay una Argentina mas justa que nos debemos. Está en nuestras manos poder construirla"

El Presidente, después de una polémica que lo envolvió tras dichos en un acto militar, ante la Asamblea Legislativa fijo su posición: "La defensa de los derechos humanos no es la columna vertebral de un gobierno, sino la columna vertebral de la República Argentina en su conjunto. Sin memoria, verdad y justicia la Argentina no se puede poner realmente de pie. Vamos a recobrar el rol activo del Estado en el juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad".

El presidente de la Nación convocó a la unidad a todos los argentinos. "La solución de nuestras frustraciones sociales no dependen solo de un presidente. Depende de nuestra vocación social de superarnos y de ser mejores. Hay una Argentina mas justa que nos debemos. Está en nuestras manos poder construirla" expresó casi al final. Los planteos le llevaron cerca de una hora y media. Se mostró distendido, y enfatizó: "Estamos todos en el mismo barco".

Gustavo Camps