Fue en Güemes al 100, una vecina se fue a quejar a una casa, a cincuenta metros de su propia morada, donde supuestamente, estaban poniendo música a muy alto volumen, y denunció que el morador le mostró los genitales como toda respuesta; llegó el marido (de la vecina) y a los gritos y con amenazas de muerte rompió el vidrio de la casa, donde vive solo un morador de más de 80 años muy conocido en el barrio.

San Isidro pelea entre vecinos en Acassuso INTERNA 1
Se pensó que tenía que ver con incumplimiento de la cuarentena, pero la Policía Comunal lo descartó

Sin dudas la cuarentena por el coronavirus puede disparar situaciones de lo más inesperadas. Luego del mediodía, en Acassuso, dos vecinos de la zona de la calle Güemes al 100 se involucraron una disputa de convivencia, de las que suelen ocurrir constantemente en la vida cotidiana, pero esta vez inflada por la cuarentena preventiva que cursa sus primeros tres días.

Una vecina que vive en a la altura de Güemes y Arenales, en Acassuso, se fue a quejar a una casa de Güemes al 400 -a cincuenta metros de su propia morada- por el volumen alto de la música que supuestamente salía de esa casa. Según la mujer el morador, lejos de atender el reclamo, le hizo gestos obscenos, por lo cual apareció su marido y la emprendió contra el vecino.

San Isidro pelea entre vecinos en Acassuso INTERNA 2
Una pareja se quejaba por la música alta, a otros vecinos y vecinas los distrae del aislamiento obligatorio

El iracundo marido amenazó -"te voy a matar" textualmente le gritó muy encolerizado- y rompió la ventana de vidrio de la casa, pero además, la mujer lo acusó de desnudar sus genitales frente a ella. Ante el griterío algunos vecinos llamaron a la Policía Comunal y al periodismo local, pues se pensaba que alguien podría estar eludiendo la cuarentena y poniendo en riesgo a la vecindad.

El acusado, por la mujer, es un vecino de más de 85 años, que vive desde hace mucho tiempo en el lugar, y fue defendido de palabra por sus vecinas y vecinos cercanos, de hecho, reconocieron que a veces hay música alta pero aseguraron que no molestaba, teniendo en cuenta que, por la cuarentena preventiva del coronavirus. hasta los distraía un poco de la rutina hogreña.

San Isidro Caritas protocolo sanitario INTERNA 4
El iracundo marido amenazó -"te voy a matar" textualmente le gritó muy encolerizado- y rompió la ventana de vidrio de la casa

Llegó la Policía Comunal, tomó las actuaciones y recibió las denuncias de ambas partes; llegó también una ambulancia municipal pues el iracundo marido se lastimó el brazo y sangraba. El oficial de la Policía Comunal actuante descartó de plano que hubiera denuncias de incumplimiento de la cuarentena, o el caso haya tenido que ver en forma directa con el COVID-19.

Disputa en Acassuso
Actuó la Policía Comunal de San Isidro

El aislamiento social preventivo obligatorio termina el 31 de marzo, y nadie desmiente que tal vez deba continuar unos días más. Es evidente que el permanecer en casa, sin poder salir, dispara comportamientos impensados en momentos normales, pero lo que dijo el presidente Alberto Fernández en relación a lo económico bien sirve para lo social: "Lo único que no podemos sumarle a la pandemia es la intranquilidad para sobrevivir".

GC