Ante las medidas de aislamiento social obligatorio por el COVID-19, el municipio reorganizó la atención de pacientes con patologías psicológicas, psiquiátricas y de adicciones, para que puedan continuar sus tratamientos. Además, informó en un comunicado de prensa, se organizará un seguimiento especial a vecinos con coronavirus. Los pacientes podrán consultar a los profesionales al 5282-7537, de lunes a viernes de 12 a 16; y los vecinos que necesiten orientación y contención podrán comunicarse con el programa municipal de Adicciones al 4731-7619, de lunes a viernes, de 8 a 16, se informó.

Tigre salud mental y coronavirus
Los tratamientos de adicciones continuarán por teléfono y videollamada. Por orientación y contención podrán comunicarse con el programa de Adicciones del Municipio -4731-7619, de lunes a viernes de 8 a 16- ó vía mail a adicciones@tigre.gob.ar

Con el fin de garantizar la prestación en salud mental durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio, el municipio de Tigre diagramó un reordenamiento de atenciones -que ahora serán virtuales y telefónicas- a pacientes psicológicos, psiquiátricos y en situación de adicciones.

Los pacientes psiquiátricos y psicológicos podrán consultar a los profesionales al 5282-7537, de lunes a viernes de 12 a 16. En caso de ser necesario, destacó la información municipal, se los atenderá en el Hospital Municipal Valentín Nores y en el Materno Infantil.

Tigre salud mental y coronavirusINTERNA 1
El hospital municipal Nores, otro centro que por necesidad puede ser utilizado por el área de salud mental

Los tratamientos de adicciones continuarán por teléfono y videollamada a cargo de especialistas. Los vecinos que necesiten recibir orientación y contención podrán hacerlo comunicándose con el programa de Adicciones del Municipio -4731-7619, de lunes a viernes de 8 a 16- ó vía mail a adicciones@tigre.gob.ar.

De este modo, puso de relieve la información, la gestión local busca que los procedimientos de recuperación no sean interrumpidos por la pandemia. Por último, aquellas personas que sean pacientes en tratamiento por COVID-19 con síntomas leves, se les realizarán un seguimiento epidemiológico y mental especial; como así también a sus familiares.