El bloque de legisladores porteños del Frente de Todos elaboró un documento que contiene propuestas sanitarias específicas para 73.000 familias que habitan los barrios populares de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio llevado a cabo por el Gobierno Nacional para prevenir el contagio del virus Covid-19, y que hoy inició la etapa de aislamiento administrado. Desde el gobierno nacional, en virtud de la dinámica específica de los barrios populares, se propone el aislamiento comunitario.

El legislador porteño Javier Andrade (Frente de Todos)
CABA Barrios populares INTERNA 1
El bloque de diputados porteños

Tenemos el desafío de garantizar el aislamiento y cuidar a la población más vulnerable con ideas, trabajo y herramientas organizativas”, señalaron desde el bloque del Frente de Todos en la CABA , al presentar un documento con propuestas especiales de aislamiento social en los barrios populares de la ciudad. Las medidas, asimismo, tienen en cuenta la situación de vulnerabilidad frente al dengue, otra amenaza sanitaria importante, y la violencia e género.

Los legisladores hacen referencia a “las dificultades que tienen estas familias para llevar adelante el aislamiento social debido a las condiciones habitacionales y de hacinamiento que sufren; y también para resolver las necesidades financieras y de alimentación”. En este contexto proponen un Comité de Emergencia Sanitaria, Social y Económica de barrios populares.

No hay cajeros automáticos, hay que caminar mucho para extraer dinero, los supermercados están lejos y los negocios de proximidad están desabastecidos o no trabajan con tarjeta de débito. El acceso al agua es problemático y muchas familias dependen de los comedores comunitarios para subsistir”, describen sobre la vida cotidiana en los barrios. El meollo de la cuestión pasa por respetar las costumbres sin exponer al COVI-19 la comunidad.

CABA Barrios populares INTERNA 1
Atras, los legisladores Javier Andrade y Leandro Santoro

Por tal motivo, proponen “medidas de prevención, limpieza y desinfección de espacios comunes, la dotación de unidades móviles a cada CESAC para traslado de sospechosos de Covid-19; un protocolo específico para contactos estrechos con casos positivos de Covid-19. Las propuestas apuntar a garantizar asistencia alimentaria y sanitaria, protocolos específicos para la intervención de las fuerzas de seguridad en relación con la circulación de la población.

Entre otras cuestiones las fuerzas deben resolver el control de traslado a comedores comunitarios-, ordenamiento y limitaciones para que las ferias de alimentación no constituyan un foco de contagio e instalación de cajeros automáticos móviles y fijos; sin provocar situaciones de violencia social “Es indispensable abordar las particularidades del aislamiento en estos barrios, a través de la búsqueda de soluciones concretas" especificaron.

El señalamiento apunta a adecuar las regulaciones generales a las particularidades de cada barrio. Respecto de la violencia de género, por ejemplo, los legisladores porteños del Frente de Todos vienen planteando diferentes propuestas y destacan que “resulta esencial garantizar campañas de información y una solución habitacional rápida y segura para las mujeres y disidencias que atraviesan situaciones de violencia durante el aislamiento”.

Por otro lado, acompañan el documento con un extenso listado destinado al “descacharreo y desinfección de dengue para el Ministerio de Espacio Público, una cuestión de relevancia que afecta a miles de porteños”. El tema del dengue ha quedado opacado por el coronavirus COVID-19 pero se trata de una amenaza que no se debe desdeñar pues puede llegar a provocar también daños en la vida irreparables.