Por Florencia González

Florencia González

Hablamos con la capacitadora, Laura Lewin, acerca de la modalidad virtual de educación, que cada vez gana más terreno y más en el contexto de aislamiento ¿Todos estamos preparados para las clases online? Una mirada sobre la actualidad en educación y en el marco de la situación mundial por coronavirus. Laura Lewin es autora, capacitadora y oradora TEDx. Es capacitadora internacional de Cambridge University Press, y ha escrito numerosos libros de educación, entre los cuales podemos destacar: Que enseñes no significa que aprendan, (editorial Bonum), y Fuertes y Felices, el manual que no te entregaron cuando tuviste hijos (editorial Bonum).

Entrevista a laura Lewin INTERNA 1
Una sala virtual, el escenario normal actual para aprender y conversar a distancia

¿Esta nueva modalidad de educación a distancia llegó para quedarse?
Creo que de ciertas cosas ya no podemos volver atrás. El modelo que me gusta es un modelo mixto, semi-presencial, donde el docente puede ir a lo virtual de una manera completamente aceitada. Ese es el modelo de educación al que tenemos que aspirar. Pero todo lo que estamos empezando a ver de e- learning, no puede volver atrás, ya sabemos que ayuda a los chicos a que puedan autogestionar su propio aprendizaje, a que puedan tomar elecciones, a que trabajen a su propio ritmo, colaborativamente, con interacción. Creo que esta modalidad viene para quedarse combinada por supuesto, con el trabajo presencial del aula.

¿Cuáles son las desventajas de esta forma de enseñanza y aprendizaje?
Una de las caras más duras de esta realidad es sin duda la desigualdad. Tenemos alumnos que no tienen conectividad, o que no tienen dispositivos móviles o docentes que no están capacitados, o que envían tareas o consignas a través de una plataforma y esta unidireccionalidad de ninguna manera genera la construcción del aprendizaje. Tenemos que trabajar en optimizar los recursos, para que se dé realmente el aprendizaje en los alumnos.

Entrevista a laura Lewin INTERNA 2
Una de las obras de Laura Lewin

¿Hay posibilidad de que colegios y universidades privadas bajen las cuotas debido a que los estudiantes no concurren a los establecimientos?
La inquietud de los padres por intentar que bajen las cuotas en los colegios privados, se debe a que muchos de ellos no sienten que los docentes estén enseñando. Sin embargo, hay gran cantidad de docentes que con mucho coraje y entusiasmo le dieron respuesta a esta situación a una velocidad récord. Ahora debemos empezar a emprolijar esta modalidad, es decir, cuidarnos de la sobrecarga. Asegurarnos de que el docente esté enseñando, que los chicos estén aprendiendo y en función de eso, no considero que los colegios tengan que dejar de cobrar. Sí se puede y se deben descontar, todos aquellos servicios que no se están prestando: el comedor, el transporte escolar. Pero, creo que en un buen colegio donde hay un buen directivo, si se está garantizando la continuidad pedagógica y los chicos están aprendiendo, no se debe considerar una rebaja de la cuota.

¿Cómo ves el trabajo docente del futuro? ¿Podría ser reemplazado un profesor, dentro de unos años. por la tecnología?
No, a los docentes, nada ni nadie los puede reemplazar. Lo que pasa es que un docente que pueda incorporar la tecnología con un fin pedagógico, como un medio y no como un fin, va a ser muchísimo más efectivo, que un docente que se limite a transmitir conocimiento.

Entrevista a laura Lewin INTERNA 3
Lewin: "Creo que el tema de la evaluación es un tema que habrá que rever, en qué situación están los chicos, qué es lo que realmente queremos evaluar y en función de eso tomar las mejores decisiones".

¿Qué sucede cuando los alumnos no poseen la tecnología suficiente para poder “asistir” a clases virtuales? ¿Se tiene en cuenta eso? ¿Cómo podría ser evaluado?
Claramente son chicos que están en desventaja, porque no tienen los recursos necesarios para aprender en un entorno virtual. En este caso, ellos están aprendiendo de una manera tradicional a través de cuadernillos, de escuchar a la docente por una radio, pero ahí lo que nos está faltando es este diálogo, este cara a cara tan necesario para poder aprender. Creo que el tema de la evaluación, es un tema que habrá que rever, en qué situación están los chicos, qué es lo que realmente queremos evaluar y en función de eso tomar las mejores decisiones.

¿En qué consiste el modelo de AULA INVERTIDA O FLIPPED CLASSROOM? ¿Es lo mismo o igual que un aula virtual?
El concepto de aula invertida nos permite optimizar los tiempos en la clase, al permitirle a los alumnos explorar el contenido, por ellos mismos, en sus casas. Pueden hacerlo a través de vídeos, lecturas o algún abordaje teórico particular. La idea es que luego puedan aprovechar el tiempo de clase para resolver situaciones, discusiones o explicar y tomar como base lo que vieron en sus casas. Este sistema es muy interesante porque supone una flexibilidad importante en relación a horarios y además, pone al alumno en un modo activo. Él es quien explora el conocimiento y el contenido de acuerdo con sus tiempos, y se utiliza el momento aúlico para generar oportunidades de aprendizaje significativas, ya que el docente puede guiar a los alumnos hacia niveles más profundos de pensamiento y más altos de aplicación. Aula invertida no es únicamente estudiar de manera virtual, también podemos leer de un libro tirados en un sillón en casa.

¿Cuál es la perspectiva de la educación para estos meses que quedan?
Me gustaría pensar en que los próximos meses los docentes van a poder emprolijar la modalidad de enseñar de manera virtual, utilizando toda la riqueza de la multimedia, garantizando situaciones de aprendizaje individual, en pares, en grupos. Trabajando con una evaluación que permita enfocar en los procesos y no únicamente en el resultado final; y en donde cada alumno sienta que puede autogestionar su propio aprendizaje, desarrollando la autodisciplina. Trabajando también en grupo, investigando, trabajando por proyectos y optimizando toda la riqueza que el entorno virtual tiene para ofrecernos.