El uso de la cabina es un método complementario para la bioseguridad para el personal de la salud. La propuso en la región el Sindicato de Trabajadores de Vicente López STMVL, y aunque en ese distrito no se adoptó, otros como San Isidro la instalaron. Desde la comuna explicaron que la cabina no reemplaza los protocolos ya establecidos que deben mantenerse, pero suma a la prevención en un sector expuesto. El Hospital Central municipal ya la tiene en uso hace una semana.

San Isidro cabina sanitizante Hospital Boulogne INTERNA 1
“Son medidas muy importantes para nuestro sistema sanitario; ya que protegen a los profesionales de salud y vecinos”, evaluó el intendente, Gustavo Posse

El Hospital Municipal Ciudad de Boulogne incorporó una cabina sanitizante similar a la que se instaló días atrás en el Hospital Central de San Isidro, informó el municipio en un comunicado de prensa. Cuando el personal de salud atraviesa esta cámara se activa una pulverización que logra desactivar cualquier resto de partícula de Covid-19, funciona como una suerte de ducha, sin deteriorar la ropa de las personas que pasan.

Son medidas muy importantes para nuestro sistema sanitario; ya que protegen a los profesionales de salud y vecinos”, evaluó el intendente, Gustavo Posse; mientras que el secretario de Salud Pública, Juan Viaggio, señaló: "Es una herramienta más para evitar el contagio y la circulación comunitaria del virus. Es una medida que seguiremos replicando”. La cabina no reemplaza los protocolos sino que se suma a las medidas preventivas.

En la región, el uso de esas cámaras fue propuesto por el el Sindicato de Trabajadores de Vicente López STMVL; en ese distrito no se usa pero otros si aprovecharon la idea. Cuando el profesional de la salud pasa por esta cámara, "se activa desde el techo una pulverización mezcla de cloruro de benzalconio y luz ultravioleta que desactiva cualquier resto de partícula de coronavirus que pudiera haber quedado en la ropa", describieron desde la comuna.

GC